Público
Público

Metro pide cárcel para los 'saboteadores' de trenes de la línea 8

Los sindicatos UGT y CCOO niegan estar detrás de los actos de boicot y califican de "extraño" que la empresa tardara casi una hora en resolver la incidencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Metro de Madrid ha presentado este viernes ante el juzgado de guardia de Plaza de Castilla una denuncia por el boicot perpetrado en la tarde del jueves contra varios trenes del suburbano y ha pedido penas de cárcel para el autor o autores del suceso, según ha dicho el consejero delegado de la compañía, Ignacio González Velayos.

La empresa pública madrileña ha finalizado ya su investigación interna y ha remitido a la policía y al juzgado los informes técnicos, imágenes de las cámaras de seguridad y datos de la caja negra del tren en el que ayer un grupo de pasajeros quedó atrapado durante cerca de una hora en el túnel que une las estaciones de Nuevos Ministerios y Colombia, después de que alguien tirase varias veces del freno de emergencia de uno de los vagones.

Aunque la consejería de Transportes calificó estos actos como de 'sabotaje sindical', portavoces de CCOO y UGT han asegurado a Público que 'no es cierto' que estas organizaciones estén detrás de los actos de boicot. Ignacio Arribas, representante de CCOO en el Comité de Metro, ha asegurado que tienen 'testigos' que pueden verificar quelos huelguistas 'no pisaron' esa línea. Asimismo, ha calificado de 'muy extraño' que el tren estuviera atrapado en un túnel casi una hora cuando 'lo normal' es que se esta incidencia se hubiera solventado en 'cinco o diez minutos'. 'Es una forma más de desprestigiarnos', ha remachado. Por su parte, el representante de UGT, Teo Piñuelas, ha lamentado cualquier tipo de incidente y ha dicho que las acusaciones de la Comunidad forman parte de una 'estrategia' de la empresa que tiene como objetivo 'desprestigiar' los paros. 

González Velayos ha indicado que en la denuncia se solicitan penas de prisión para los autores del sabotaje por entender que han incurrido en un delito de alteración del orden público y han puesto en riesgo la seguridad de los ciudadanos.

El suceso se produjo una hora después de que comenzara el paro parcial convocado por los sindicatos del Metro en protesta por la supresión de la cantidad correspondiente a la paga extra navideña que el Gobierno ha recortado a todos los empleados públicos, por el incumplimiento del convenio colectivo, la reducción de servicios a los usuarios y el incremento de las tarifas.

Según informa Efe, un tren de la línea 8 fue detenido hasta tres veces y permaneció en el interior del túnel durante una hora con 600 pasajeros en su interior, dieciséis de los cuales tuvieron que ser atendidas por crisis de ansiedad leve. En la denuncia se señala que el tren se paró después de que el freno de emergencia fuese accionado en tres puntos distintos del convoy, lo que, a juicio de la compañía, evidencia que fue 'una acción concertada'.

Ante esta situación, ha proseguido el responsable de Metro, en todo momento el conductor siguió los procedimientos establecidos pero no se pudo reemprender la marcha y debieron proceder al desalojo del tren. 'Siempre que hay estos actos de sabotaje son motivados por alguna reivindicación', ha dicho González Velayos, quien ha considerado llamativo el hecho de que 'hasta el momento ninguno' de los sindicatos convocantes haya condenado los hechos'.

El consejero delegado de Metro de Madrid ha hecho un llamamiento a la 'tranquilidad' de los ciudadanos y ha instado a los representantes de los trabajadores 'a negociar y a hablar de todo lo que haya que hablar'.

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha calificado hoy de 'inaceptable' e 'impresentable' los sabotajes y ha pedido que se abra una investigación inmediatamente para que, si hay 'algún trabajador responsable', se tomen medidas con toda la contundencia que permita la legislación.

'No se puede consentir que alguien en el ejercicio de un derecho legitimo como es la huelga, pero injustificado en estos momentos, se permita el lujo de poner en peligro la seguridad y la movilidad de los madrileños', ha señalado.

Por ello, González ha afirmado que, aparte de las denuncias que se han presentado ante la policía por los sabotajes de ayer en Metro, quiere que se investigue a fondo la autoría de los hechos.

La protesta de los trabajadores del Metro, llevada a cabo entre las 17.30 y las 20.30 horas del jueves, que se ha repetido hoy entre las 5.50 y las 8.50 horas, continuará los próximos días 21, 22, 23, 24, 26, 27, 28, 29, 30 y 31.