Público
Público

"Mi hijo David era mis ojos"

El padre de David Reboredo, el extoxicómano vigués que tras lograr rehabilitarse ingresó en prisión por vender una dosis de heroína, seguirá luchando por su indulto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Edmundo Reboredo, padre de David, extoxicómano rehabilitado al que le ha sido negado el indulto y que el pasado miércoles ingresó en prisión, ha dicho que su estado de ánimo desde ese día es de dolor y pena, y que siente rabia.

Este padre, octogenario, que ha sido traductor-intérprete jurado y que desde hace 18 años no ve, ha explicado: 'Me quedé invidente por un glaucoma, y mi hijo, una persona que ha luchado mucho para intentar quedar libre de ese problema que él tenía, era mis ojos, por decirlo gráficamente'.

La última vez que David Reboredo y su padre hablaron, ya desde el penal de A Lama (Pontevedra), fue el jueves.

'Pensé que le daría un bajón psíquico, pero ve que seguimos ahí y está esperanzado, en su mismo caso hay muchas otras personas que no están teniendo este apoyo, que han sido olvidadas', cuenta Edmundo. La denegación de su indulto coincidió con el concedido a unos mossos acusados de tortura, lo que desató la polémica y motivó un manifiesto de repulsa firmado por 180 jueces .

David Reboredo, de 42 años, fue condenado en 2007 por vender una papelina de heroína, pero consiguió que le suspendiesen la sentencia a cambio de participar en un programa de desintoxicación y con el compromiso de no reincidir. Sin embargo, sufrió una recaída similar en 2009 por la que también fue condenado, con lo que finalmente acumuló dos sentencias que en total suman siete años de prisión. Lleva una prótesis en la cadera, padece una minusvalía del 45% y es propenso a las infecciones de huesos, ha detalladosu familia. Tiene cuatro hermanos más, tres varones y una mujer.

'En esta batalla están todos implicados', asegura Edmundo Reboredo, que estos días se siente un poco más aislado. 'Cuando uno pierde la vista, no puede quedarse quieto, encerrarse en casa y meterse en cama. Yo decidí salir. Lo tenía a él, el resto de mis hijos, que me ayudan, tienen su propia familia. Ahora vienen ellos con frecuencia, claro, y algunas de las nueras. Los domingos ya nos solemos reunir todos, es una costumbre', dice.

Su próximo paso será la solicitud de un nuevo indulto, 'al que tenemos derecho', y en este sentido, afirma que su contienda es 'jurídica y social', no política. 'Mi hijo David cayó en la droga a los 16 años, pero se reinsertó, intentó convencer a otra gente para que no se dejase llevar por esta lacra, se convirtió en una especie de agente de la salud y nosotros estamos orgullosos de esa labor que hizo él', precisa su padre.

Edmundo Reboredo destaca la gran contribución que David hace dentro del Grupo Imán de Autoapoyo, que el próximo lunes organizará una concentración en el museo MARCO de Vigo. 'Ha ayudado en la batalla contra las drogas, con la implicación de todos se ha conseguido que se distribuya metadona en las cárceles gallegas, y también, en otro terreno, se ha sacado adelante, desde esta agrupación con la que yo también me implico, un albergue para gente aislada socialmente que entrará en funcionamiento en enero', concreta Edmundo.

A sus 81 años, espera que el deporte local también respalde a David en su petición, 'porque él fue un gran deportista, una figura en el balonmano'. Izquierda Unida ha anunciado que interpelará al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, para que dé explicaciones en el Congreso de los Diputados sobre la denegación de este indulto.