Público
Público

"Mi madre no quería acabar como un vegetal, enchufada"

Un hospital retira la sonda a una mujer a instancias de la Junta andaluza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es muy posible que Ramona Estévez no llegue a celebrar su 91 cumpleaños el próximo 31 de agosto. Pero habrá tenido entonces la muerte que siempre deseó: 'Era una mujer jovial y feliz que no quería acabar sus días como un vegetal, enchufada', afirmó lleno de pena su hijo, José Ramón Páez, de 58 años, a Público. El Hospital Blanca Paloma de Huelva, donde permanecía ingresada tras sufrir un derrame cerebral de carácter irreversible, le ha retirado la sonda nasográstrica con la que se alimentaba después de que su hijo, tras encontrar reticencias en el médico que la atendía, lo solicitara por escrito al propio centro y a la Junta de Andalucía.

Se trata de uno de los múltiples casos que la Ley andaluza de Muerte Digna, pionera en España, lleva resolviendo desde que se aprobó, hace un año y medio, inspirada en situaciones como la de Inmaculada Echevarría, que tuvo que cambiar de un hospital privado a uno público para ser desconectada del respirador que la mantenía con vida.

El hijo de Ramona, en coma, pidió retirarle la sonda nasogástrica

Ramona fue ingresada el pasado 26 de julio en el Hospital Juan Ramón Jiménez, pero fue trasladada al Blanca Paloma en estado terminal. 'Los médicos me dijeron que se estabilizaría en menos de un mes y, que luego, aunque en estado vegetal, podría durar cinco o seis años', cuenta su hijo. Y fue en ese momento cuando decidió que su madre ni quería ni merecía vivir así. 'Nunca he visto tanto dolor. ¿Cómo podía permitir que mi madre terminara así sus días?', añade emocionado.

Según Páez, en un primer momento el responsable médico de su madre se acogió a que ésta no había redactado un testamento vital y aseguró que no podía retirarle la sonda. Pero el pasado martes, sólo horas después de enviar el escrito a la Junta, los equipos médicos del hospital se la retiraron. 'No lo quería hacer por las creencias religiosas que profesaba', afirmó la coordinadora en Andalucía de la asociación Derecho a Morir Dignamente, Isabel Torres, que asesoró a la familia. 'Los primeros cinco días va a estar estable y morirá en menos de dos semanas, pero sin dolor', añadió su hijo, que destaca que su madre tiene el corazón en perfecto estado y hará que viva más tiempo.

En sólo unas horas, tras la intervención de la Junta, el centro cumplió su voluntad

Tanto la Junta como el Gobierno insistieron en que estos casos demuestran que la ley es necesaria. La estatal aún está en trámite parlamentario. El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que será la primera que apruebe si gana las elecciones.

DISPLAY CONNECTORS, SL.