Público
Público

Mil y una formas de celebrar los Carnavales

En Torelló comienzan las fiestas con 'El Pollassu', una curiosa velada que acaba en butifarra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dicen que en la variedad está el gusto... Fuera lo que fuese, el caso es que cada uno vive la fiesta del Carnaval como más le apetece.

Nunca digas: 'Yo ya lo he visto todo....' Es posible que te equivoques.

Mientras que el mundo animal triunfa entre los disfraces de los más pequeños y los buñuelos hacen las delicias de los ciudadanos del municipio barcelonés de Vilanova i Geltru (es importante ver el vídeo), en la localidad de Torelló (Barcelona) no son muy aficionados al dulce, pero sí a la butifarra catalana.

La noche del jueves fue, cuanto menos, 'erótico-festiva': Torelló sacó a la calle su particular Nacho Vidal . Se trata de una velada conocida como  El Pollassu (y sobran las explicaciones), en la que el protagonista es un gigante muy especial. Es el mítico pistoletazo de salida para la fiesta del disfraz que se celebra en este municipio. 

Entre vinos, malabares y batucadas los asistentes recibieron al gran brujo Xapot, famoso por invocar al Margalef, el hijo bastardo del Rey Carnaval. Todo hasta aquí parece normal, pero es que Margalef no es ni un mindundi ni un cualquiera. Con una anatomía más que generosa, se paseó en busca de una mujer a la que fecundar... Dicen que todos por allí le adoran. Sin embargo, y a falta de resultados, el gigante sufrió una dramática 'pérdida'...

Pérdida que al final de la noche terminó en ganancia. No nos olvidemos de las pócimas mágicas de los brujos. Voilà: ¡Butifarra catalana para todos!