Público
Público

Miles de ciudadanos, insumisos al euro por receta madrileño

Las farmacias de la Comunidad han contabilizado más rebeldías a la medida en una semana que la media de un mes en Catalunya. Lasquetty, consejero de Sanidad, considera la cifra como "un número ínfimo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tasa de un euro por receta que entró en vigor el pasado 1 de enero en la Comunidad de Madrid ha recibido miles de insumisiones en la primera semana de aplicación de la medida. El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), Alberto García Romero, ha informado hoy a Efe de que los formularios oficiales que la propia Consejería de Sanidad repartió en las farmacias se han agotado en un tiempo récord.

'Estamos llegando al límite de la burocracia', ha puntualizado García, quien también ha explicado que 'los formularios están hechos para un número mínimo de insumisos, como ocurrió en Catalunya, donde se registraron un total de 4.500 negativas por mes', una cifra que en Madrid se ha superado en sólo siete días.

El presidente del COFM ha achacado esta circunstancia, que puede poner en jaque la medida del Ejecutivo regional, al 'enfado' que 'desde el principio' tienen los ciudadanos con los ajustes sanitarios porque 'si se hacen cuentas no es tanto' -lo que tienen que pagar- puesto que hay un límite de 72 euros al año.

La cifra de rebeldes ha superado los 4.500 en sólo siete días

Por otra parte, el portavoz de la Federación de Consumidores Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, ha declarado a Efe que lo que más les preocupa es que 'faltan impresos en las farmacias' y que los usuarios 'tengan miedo a no pagar' porque no conocen en qué consiste la 'posible multa' por insumisión.

La organización 'duda mucho' que la Administración regional lleve a cabo la reclamación del euro por receta con recargo porque los costes del procedimiento serán 'infinitamente más caros' que los 1,20 euros que recibirían del ciudadano. 'Si la Administración despilfarra dinero público en perseguir a los usuarios, gastará más de lo que va a recaudar con el euro por receta', ha subrayado Sánchez.

El portavoz de Facua ha informado de que están llamando a las farmacias para que repongan los formularios y para que no 'metan miedo' a los pacientes con respecto a las consecuencias que puede llevar la insumisión. Según Sánchez, 'esta tasa es una multa y el Gobierno de Madrid no puede penalizar al que está enfermo'.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, ha considerado hoy 'ínfimo' el número de personas que se han negado a abonar la tasa de un euro por receta. Lasquetty ha asegurado que desde la implantación del cobro de la tasa se han despachado 1,37 millones de recetas sujetas al gravamen de 379.000 pacientes distintos, y ha añadido que el número de personas que se han negado a pagar es 'ínfimo'. 'No creo que llegue ni a un 1 por mil', ha señalado el consejero en declaraciones a Efe.

Facua insta a los farmacéuticos a 'no meter miedo' a los ciudadanos, como hace Lasquetty 

El titular de Sanidad en la comunidad ha considerado 'lógico' que los ciudadanos abonen la tasa porque, según ha explicado, 'saben que la crisis obliga a tomar medidas como esta' ante la necesidad 'racionalizar' el gasto público. Además, ha proseguido, 'es lógico que sea ínfimo porque los ciudadanos saben que dejar cuentas pendientes con Hacienda es mala cosa'. Lasquetty ha advertido de que 'cualquier invitación a animar a los ciudadanos a no pagar la tasa es irresponsable'.

Respecto a la 'incomodidad' que el cobro de esta tasa pueda generar en las farmacias, el consejero ha asegurado que la comprende, puesto que 'todos los cambios suponen una incomodidad', aunque ha añadido que es la misma que la que tiene cualquier comerciante que 'tiene que recaudar el IVA y liquidarlo a Hacienda'. Igualmente, ha destacado el régimen 'muy protegido' que tienen las farmacias en virtud de su 'colaboración' con la administración en la prestación del servicio farmacéutico.

DISPLAY CONNECTORS, SL.