Publicado: 18.11.2012 13:37 |Actualizado: 18.11.2012 13:37

Miles de personas marchan en Madrid contra los recortes en Sanidad

Usuarios y trabajadores del sistema sanitario han recorrido el centro de la capital desde diferentes hospitales y centros sanitarios, bajo el lema "La Sanidad no se vende, se defiende"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La protesta contra el plan del Gobierno de la Comunidad de Madrid para desmantelar la sanidad pública, que ha provocado encierros en una veintena de hospitales, se ha convertido este domingo en una auténtica marea blanca que ha inundado el centro de la capital. Miles de personas se han unido a la marcha que, bajo el lema "La Sanidad no se vende, se defiende", ha reclamado la retirada de los recortes en la sanidad pública y los planes de privatización del Gobierno regional.

Los manifestantes han partido desde primera hora de la mañana desde varios hospitales de la Comunidad para confluir, a las 13.00 horas, en la plaza de Cibeles. Con gritos de "la Sanidad no se vende, se defiende", "Madrid, escucha, esta es tu lucha", o "manos arriba, esto es un atraco", una multitud de manifestantes que ha superado las expectativas de los organizadores, ha alcanzado pasadas las 14.00 la Puerta del Sol. Entre las pancartas se podía leer "Los políticos roban, el pueblo paga", o "Sin laboratorios, hospitales mortuorios", en alusión al cierre de los laboratorios de los hospitales para unificarlos todos en cuatro centros.

Los sindicatos sanitarios han considerado que la marcha multitudinaria de la marea blanca ha sido un "éxito rotundo" lo que supone "un aviso" al Ejecutivo regional para que dé marcha atrás en su plan sanitario y para que se siente a negociar. El portavoz del sindicato de Enfermería (SATSE Madrid), José Manuel Freire, ha destacado la elevada participación de la marcha y ha señalado que ello escenifica el malestar de los empleados y la sanidad madrileña. "El cambio del modelo sanitario afecta a toda la red sanitaria madrileña y cambia sustancialmente lo que teníamos. Y esto no es para mejor porque tendrá grandes repercusiones sobre los ciudadanos", ha alertado.

Julián Ezquerra, de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS), ha coincidido con Freire. "Es una serio aviso a la Comunidad para que sepan que estamos en contra y que no tendrán más remedio que dar marcha atrás. Tienen que sentarse a negociar para que sobreviva este sistema en manos de la gestión pública. No podemos tolerar que se entregue a manos privadas. De la sanidad pública no se puede hacer negocio", ha aseverado.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm), Nacho Murgui, ha subrayado que "esta es una movilización ciudadana. La sanidad pública nos afecta a todos y hay que defenderla". Según él, "aquí se ve que hay muchos más personas que trabajadores de la sanidad", ha dicho antes de añadir que "la confluencia de toda la sociedad hará posible que el gobierno de la Comunidad de Madrid dé marcha atrás a su plan".

El plan del presidente de la Comunidad, Ignacio González, es privatizar totalmente seis centros (con una gestión público-privada) sacando a concurso su atención sanitaria. Se trata del Infanta Leonor, el Infanta Sofía, el Infanta Cristina, el Hospital del Henares, del Sureste y del Tajo. Por otra parte, el hospital de La Princesa, puntero en investigación, pasará a ser un centro de atención a personas mayores de 75 años; y el Hospital Carlos III, que está especializado en enfermedades infecciosas y tropicales, pasará a ser un centro de media y larga estancia.

Además de encierros y protestas, este plan privatizador ha llevado a los sindicatos sanitarios a convocar una huelga el 26 y 27 de noviembre y el 4 y 5 de diciembre.