Público
Público

Miles de personas protestan en Barcelona contra la reforma de Wert

Nueva manifestación en Barcelona para protestar contra la reforma de Wert, pero también para recordarle a Artur Mas que la educación pública de calidad y los recortes configuran un binomio insostenible

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si el lunes fue la plataforma Somescola.cat la que convocó una concentración en la Plaça Sant Jaume de Barcelona y otras localidades catalanas bajo el lema 'Per un país de tots, l'escola en català' ('Por un país de todos, la escuela en catalán'), hoy ha tenido lugar una segunda jornada reivindicativa, con varios miles de personas que se han manifestado desde la Plaça Universitat hasta la Plaça Sant Jaume.

Las similitudes acaban aquí porque si en la congregación de principios de semana acudieron distintos representantes de los partidos políticos que están a favor de la inmersión lingüística, hoy las asociaciones que integran la plataforma Marco Unitario de la Comunidad Educativa (MUCE), organizadora de la marcha, han querido ir más allá de la defensa del catalán. De hecho, los recortes en el sector de la educación y el rechazo a la privatización de la enseñanza han protagonizado la mayoría de cánticos. Bajo el lema 'Por la cohesión social, ni LOCME ni recortes', los organizadores han apelado a la lógica al repasar el apoyo político del acto: 'Ni rastro de Convergència i Unió'.

Sí se han acercado Joan Herrera (ICV-EUiA) y Jaume Collboni (PSC). El primero ha querido recordar que su partido defiende 'una escuela pública, laica y en catalán en peligro' mientras que el portavoz socialista ha reclamado 'el principio de igualdad que se está diluyendo por culpa de los recortes y proyectos como el de Wert'. Asimismo, también ha recordado que desde el PSC son partidarios de 'agotar la vía parlamentaria e intentar modificar las leyes' antes de apelar a la insumisión.

Desde Somescola.cat, que ha vuelto a sumarse a la reivindicación, consideran esta marcha la de la 'izquierda pedagógica' porque 'vela por la educación pública de calidad y defiende a la vez un modelo de inmersión que funciona desde hace décadas en Catalunya'. En declaraciones a Público, han querido enfatizar esta marcha por encima de la del lunes. 'La de hoy ya estaba planificada antes de conocer la ley Wert. El lunes vivimos una reacción espontánea y necesaria para defender un modelo integrador e inclusivo pero hoy queremos alertar de dos peligros: en primer lugar el del escenario estructural e ideológico mediante el cual la LOCME confiere privilegios a la educación concertada pero en segundo lugar el de los recortes a la educación pública, que merma las oportunidades de nuestros hijos. Lengua y calidad en la enseñanza van de la mano. Segregar por clases, sexo o capacidades no es el modelo que queremos'.

La portavoz de la USTEC, sindicato catalán miembro de STE's Intersindical, una federación de sindicatos de trabajadores de la enseñanza, Rosa Canyadell también ha querido ilustrar el drama de los recortes que CIU lleva aplicando en los últimos dos años. 'No puede ser que se dejen de destinar becas para los comedores de centros públicos y no se rebajen los conciertos y subvenciones en los centros de élite y privados'. También ha apuntado que 'la educación, a diferencia de otros servicios, no se puede mercantilizar como quieren algunos partidos'.

CIU ha reducido en más de 600 millones de euros el presupuesto en Educación

A lo largo del trayecto, de más de una hora, se han oído diversos ataques a Artur Mas, sobre todo entre las organizaciones juveniles. Asimismo, la mayoría de pancartas apelaban al derecho a un sistema educativo digno, como el de CCOO: 'Nuestra educación no pagará su deuda'.

Desde que entró al Govern, CIU ha reducido en más de 600 millones de euros el presupuesto en Educación, así como ha eliminado la sexta hora escolar y ha reducido la plantilla de profesores en más de 3.000 puestos de trabajo, lo que supone más niños por profesor y menos recursos.

Al llegar a las puertas del Palacio de la Generalitat, los representantes de la protesta han pedido la dimisión de Wert pero también se han acordado del President de la Generalitat con un sonoro 'Mas, ¿dónde estás?'. Finalmente, el jefe de gabinete de la secretaría de Govern les ha dejado entrar a la sede presidencial para que pudieran exponer sus reivindicaciones en apenas diez minutos. Muy distinto fue el lunes, cuando los representantes de Somescola.cat fueron recibidos por el propio Artur Mas; la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, y el conseller de Cultura, Ferran Mascarell.

Al ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, la comparecencia del miércoles en el Congreso para explicar el anteproyecto de ley y responder a las preguntas de los diferentes grupos parlamentarios le ha servido de bien poco. Le siguen silbando las orejas, aunque no está solo, por paradójico que pudiera parecer. Y es que la manifestación celebrada hoy en Barcelona también ha servido para recordarle a Artur Mas que, más allá de la postura unitaria en torno a la defensa de la lengua catalana, los recortes que su partido lleva aplicando en los servicios sociales de Catalunya siguen causando indignación entre la comunidad educativa.