Público
Público

Miles de personas toman Valencia contra el boicot del PP a Ciudadanía

Es la mayor protesta en Valencia desde las manifestaciones contra la guerra de Irak, según los convocantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

p>En torno a 100.000 personas, según la organización, se manifestaron este sábado en Valencia contra la política educativa del Gobierno autonómico. Lo hicieron en un ambiente de euforia porque se rebasaron todas las previsiones de asistencia: “Es la protesta más grande que se ha hecho en esta ciudad desde el ‘No a la guerra de Irak” era la valoración más repetida, aunque la Policía Nacional rebajó la cifra de asistentes a 40.000, según informa Europa Press.

Exigieron a la Generalitat que derogue la orden de impartir Educación para la Ciudadanía en inglés y que la materia se imparta en castellano o valenciano. Decenas de miles de padres, profesores y alumnos, llegaron desde cientos de institutos y colegios de todo el País Valenciano. El lema pedía la dimisión del conseller de Educación, Alejandro Font de Mora.

Muchas de las pancartas reflejaron esta exigencia haciendo uso del idioma de la polémica: “Font de Mora, go home” (Font de Mora, váyase a casa) o “No we can’t” (No, no podemos) eran algunos de los textos. Otros carteles dejaron a un lado la ironía para escoger un estilo más directo: “Más educación y menos tonterías”, decía uno de ellos.

Pero la pancarta que mejor resumió la protesta fue “Con la educación no se hace oposición”. Es la opinión de la mayoría de la comunidad educativa, que acusa a la Generalitat de imponer el inglés para boicotear la asignatura. Destacan que el PP se mostró en desacuerdo con la materia desde que el Gobierno central la anunció hace dos años y piensan que elegir el inglés para impartirla es una forma de boicotearla, dado que los estudiantes no tienen el suficiente dominio de este idioma como para entender los contenidos.

La manifestación es la culminación de tres meses de protestas crecientes y cada vez más organizadas. La entidad convocante es la Plataforma por la Enseñanza Pública, que agrupa a las asociaciones mayoritarias de padres, alumnos, profesores y directores, además del único colectivo de inspectores educativos. Aparte de lo relativo a Educación para la Ciudadanía, reivindican con un manifiesto 13 exigencias, entre las que se encuentran el fin de los barracones que sustituyen a las aulas en centenares de centros o la educación en valenciano: “Hasta que no tengamos un compromiso por escrito para solucionar estos problemas, no vamos a parar”, destacó ayer Gemma Piqué, la portavoz de la plataforma.

Por delante, queda una huelga convocada para el 17 de diciembre. Por su parte, el Gobierno valenciano defiende que su propósito es potenciar el uso del inglés entre el alumnado. La pasada semana, ante la fuerza creciente de las protestas, propuso una moratoria en la enseñanza de la asignatura en inglés que aún no se ha concretado y que no ha valido para aplacar los ánimos de los manifestantes, que piden compromisos por escrito.