Público
Público

Miles de valencianos exigen acceso a TV3

Mas pedirá una reunión con Camps para tratar el asunto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cerca de 3.000 personas abarrotaron ayer la plaza de la Virgen de Valencia para exigir al Govern de Francisco Camps que restituya la señal de TV3 en el País Valencià. Entre gritos de 'sí a TV3' y a favor de la libertad de expresión, los manifestantes, convocados a través de las redes sociales por la recién creada Plataforma Sense Senyal, se reunieron en un ambiente festivo acompañados de los máximos representantes de partidos políticos como Compromís, Esquerra Unida y Esquerra Republicana del País Valencià. El PSPV decidió no sumarse a la concentración, aunque sus dirigentes criticaron el apagón de la señal de la televisión catalana.

El ambiente reivindicativo que marcó la protesta se concentró en las críticas dirigidas contra el president Camps. Los manifestantes pidieron la dimisión del máximo dirigente del PP valenciano y le recordaron los presuntos casos de corrupción que están acechando judicialmente al partido en esta comunidad con gritos como 'el president a Picassent', en referencia al centro penitenciario valenciano. El grito más coreado en la plaza, que está a escasos metros del Palau de la Generalitat, fue el de 'Camps dimissió, llibertat d'expressió'.

'Sí a TV3' y 'el president a Picassent', entre los lemas más coreados

En la concentración también participaron personas que portaban la careta característica de los activistas de Anonymous. Asimismo, acudieron representantes de la cultura como Carles Alberola, Eva Dénia o el cantautor Pau Alabajos quien se dirigió al público para criticar que, desde que se apagó la señal de la televisión catalana, los valencianos son 'un poco más ciegos, más sordos y más mudos'.

La polémica por el cierre de los repetidores que permitían ver TV3 en el País Valencià llegó también a la reunión de la dirección de Convergencia i Unió (CiU). El secretario general de la federación nacionalista, Josep Antoni Duran i Lleida, manifestó que la decisión es 'inadmisible' e 'incomprensible'. Duran añadió que 'la unidad de la lengua sólo es discutida en términos políticos'. Tras hacer público este posicionamiento, el ayer portavoz de CiU anunció que el president de la Generalitat, Artur Mas, sondeará la posibilidad de reunirse con su homólogo valenciano para tratar de encontrar una 'solución política' al caso.

Desde ERC, Joan Ridao lamentó 'la catalanofobia' que respira la medida

CiU, satisfecha con cultivar su vertiente identitaria, anunció además que promoverá una declaración institucional en el Parlament catalán para rechazar el cierre de los repetidores. Es muy probable que tenga el apoyo de PSC, ICV-EUiA y ERC, que han criticado rotundamente el fin de las emisiones.

En este sentido, el secretario general de los independentistas, Joan Ridao, lamentó ayer la 'catalanofobia' que respira una medida que es 'un ataque contra la libertad de expresión e información, pero también contra la cultura catalana'. Ridao lanzó también un duro ataque contra Camps: 'Utiliza la legalidad como un (Silvio) Berlusconi cualquiera'.