Público
Público

Miles de viajeros hacen colan en Barajas a la espera de poder volar

En el Prat, en Barcelona, unas 2.000 personas esperan poder volar hoy. Los trayectos entre Francia y España estarán cancelados hasta las 18:00 horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de personas hacen cola desde primera hora de la mañana en las cuatro terminales del aeropuerto de Barajas para saber si podrán volar en las próximas horas y, mientras algunos de ellos lograr facturar sus maletas porque tienen posibilidades, otros se ven obligados a pedir la devolución de su dinero.

En el Prat de Barcelona, unas 2.000 personas continúan en el aeropuerto a la espera de saber si podrán volar durante la jornada de hoy, cuando Aena espera que el espacio aéreo pueda reabrirse a partir del mediodía.

Los viajeros hacen colas kilométricas frente a los mostradores de las compañías aéreas en busca de información sobre las posibilidades reales que tienen de viajar en este puente de la Purísima, pese a que las autoridades aeroportuarias han aconsejado a todos aquellos que tenían previsto coger un avión que se queden de momento en casa.

El espacio aéreo de Madrid, al igual que el de Barcelona, Baleares y Canarias, permanecerá cerrado hasta las 13:00 horas debido a la falta de controladores aéreos, la mayoría de los cuales abandonó su puesto ayer por la tarde.

Esto ha provocado que cientos de personas hayan pasado la noche en el aeropuerto madrileño de Barajas, a los que esta mañana se están sumando muchas más que, a pesar de las recomendaciones de AENA y de las compañías aéreas, han decidido ir a Barajas para comprobar si pueden volar.

Los vuelos con poca lista de espera tienen posibilidades de despegar y por ello, se facturan maletas

Por el momento, los vuelos entre Francia y España están suspendidos al menos hasta las 18.00 horas, informaron fuentes aeroportuarias francesas.

En la terminal 4, la de mayor tránsito aéreo, el personal de AENA y de las compañías informa a los pasajeros que van llegando, que se encuentran con un panel de vuelos de salida con más de 50 cancelaciones, de que no se sabe cuándo se reanudarán los vuelos, por lo que si quieren saberlo con seguridad tienen que hacer cola ante los mostradores de facturación de cada compañía.

Tras hacer una media de una hora de cola, los trabajadores de las compañías les explican si tienen posibilidades de volar hoy, porque su vuelo cuenta con una lista de espera corta, o si no las tienen y tendrán que esperar al menos hasta mañana, domingo, o el lunes.

La mayoría de las personas que tienen posibilidades de volar hoy facturan sus maletas y se dirigen a otra cola, la del control que da acceso a la zona de embarque, que permanece cerrada. Por megafonía del aeropuerto de Barajas se escucha un mensaje cada pocos minutos, en el que se especifica que la regulación de la situación 'depende de la voluntad de los controladores' y se aconseja a los pasajeros que se pongan en sus compañías aéreas.

 Comidas, llamadas y 'mails' gratuitos para los afectados

 Los viajeros afectados por situación tienen derecho a que sus aerolíneas les faciliten un hotel para pasar la noche, comida, bebida y servicio de correo electrónico gratuito, según ha confirmado la Asociación de Consumidores y Usuarios del Transporte Aéreo y Viajes Combinados (ACUTAVC). Además, la Asociación ha recordado que los viajeros deben hacer las reclamaciones a AENA en el aeropuerto y no a las compañías aéreas. 

Los integrantes de un elemento de primera intervención de la UME han repartido 1.350 mantas y más de mil botellas de agua durante la noche. En concreto, han estado desplegados en las terminales 1, 2 y 4 del aeropuerto madrileño.

Asimismo, un capitán de corbeta de la UME forma parte del gabinete de crisis de la T-2 del aeropuerto de Barajas, grupo que determinará si es necesario que la unidad reparta más material entre los pasajeros.

Los viajeros colgados esperan dentro de una 'calma tensa'. De hecho, aunque las protestas no han ido más allá, el calificativo más suave hacia los huelguistas es el de 'sin vergüenzas', mientras tanto Iberia ha confirmado que no habrá vuelos hasta mañana por la mañana.  

Un matrimonio madrileño que esperaba el regreso de sus hijos de 10 y 11 años presentó esta noche una denuncia por la vía penal contra los controladores aéreos por el abandono de sus puestos de trabajo, por si su actitud fuera constitutiva de delito.

Así lo aseguraron fuentes del despacho de abogados que lleva el asunto, quienes señalaron que se ha solicitado como medida cautelar que se obligue a los controladores a volver a sus puestos de trabajo.

La denuncia pide al juez que inicie las diligencias necesarias para conocer la identidad de los trabajadores que han abandonado sus puestos y solicita una indemnización por daños y perjuicios a los controladores.

Este despacho de abogados, especializado en la defensa ante fraudes masivos, considera que la 'deliberada y premeditada' acción de los controladores en vísperas de un puente ha ocasionado 'gravísimos problemas' y daños a más de 250.000 usuarios.

En su opinión, una acción civil promovida por un grupo de afectados podría lugar a millonarias indemnizaciones.