Público
Público

Millet pedía a CDC que diera obras a empresas

El PSC cree que está acreditada la financiación irregular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CiU está más acorralada que nunca por las relaciones de Convergència Democràtica con el ex presidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, que podría haber llegado a participar en la adjudicación de obras emblemáticas como la Ciutat de la Justícia o la Línea 9 del metro en épocas de gobierno nacionalista. Así consta en unos documentos remitidos al juez que instruye el caso, Juli Solaz, entre los que hay una carta enviada en 1999 por Millet a Carles Torrent, entonces tesorero del partido nacionalista, en el que le pide 'que se adjudique alguna obra a Agromán', fusionada después con Ferrovial, según reveló ayer La Vanguardia. 'Te agradeceré que hagas lo imposible', le pide Millet a Torrent para que la empresa gane obra pública.

Otros documentos hallados en el ordenador de las secretarias de Millet y de su mano derecha, Jordi Montull, marcan el rastro de las presuntas comisiones cobradas por la intermediación en esas operaciones y cómo se repartían. La constructora asumía el pago al presidente del Palau del 4% del total del importe de la adjudicación por sus trabajos de intermediación. Después Millet se quedaba el 1,5% de ese importe y Convergència, o Torrent, ingresaba el otro 2,5%.

Así, Agromán, que ganó el concurso de la construcción de la Ciutat de la Justícia a través de una unión temporal de empresas en la que tenía el equivalente al 20% del capital, tuvo que asumir un pago de 1,93 millones de euros. El documento en el que se calcula la comisión está fechado en febrero de 2006, por lo que el pago se habría realizado una vez que CiU ya había sido destronada de la Generalitat y mucho después del fallecimiento de Carles Torrent, en marzo de 2005.

En otro documento, referente a la adjudicación de las obras de la Línea 9 del metro en 2004, se calcula una comisión de 360,3 millones de las antiguas pesetas y existe incluso una fragmentación del pago: diez millones de pesetas mensuales destinadas al partido durante tres años.

La comisión parlamentaria podría aportar más luz al presunto pago de comisiones, ya que hoy tiene que declarar la ex secretaria de Fèlix Millet, Elisabet Barberà.

Las últimas revelaciones han hecho reflexionar al PSC sobre la posibilidad de pedir la comparecencia parlamentaria de dos pesos pesados de CiU, Felip Puig y Pere Macias. Ambos fueron titulares de la cartera de Política Territorial i Obres Públiques, la conselleria encargada de las adjudicaciones de obras de la Generalitat. El PP ya lo ha pedido.

El portavoz adjunto del PSC en el Parlament, Joan Ferran, aseguró que 'se están corroborando las tesis de presunta financiación ilegal de CiU'. 'Cada día que pasa en la comisión se demuestra que el Palau era el mecanismo de reconversión de dinero poco lícito que finalmente acababa llegando a la política, a las arcas de CDC, dijo Ferran.

La portavoz de ICV, Dolors Camats, pidió ayer una reunión 'urgente' con el PSC y ERC para pedir más comparecencias. Los ecosocialistas creen que debería comparecer el actual secretario general de CDC, Artur Mas. ERC podría sumarse.