Público
Público

Los mineros conquistan Sol

Apoyados por miles de madrileños, culminan su marcha al grito de "Esto nos pasa con un Gobierno facha" y la multitud les acompaña con el eslogan "Estos son nuestros verdaderos campeones".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con sólo hora y media de retraso tras recorrer media España a pie, los mineros asturianos, leoneses y aragoneses han llegado al kilómetro cero de la capital, tras pasar por delante de La Moncloa gritando 'Esto nos pasa con un Gobierno facha', arropados por decenas de miles de madrileños que les acompañaron en su trayecto dentro de la ciudad.

La multitud que acompañaba a los trabajadores del carbón coreaba: 'Estos son nuestros verdaderos campeones'. Así llegaron esta madrugada a Sol, rebosante de gente que les esperaba, nuestros hijos de la medianoche minera impuesta a España por los intereses creados en Europa.

Los mineros entraron en la ciudad con la fuerza acumulada en el mes y medio de huelga en las cuencas y las consignas en contra los recortes del Gobierno se han alargado durante largo tiempo. Sin embargo, no solo los mineros y sus familiares estaban allí, sino que junto a ellos han marchado y gritado millares de madrileños y ciudadanos que han venido del resto del país para apoyarles. Bomberos uniformados han acompañado a los mineros formando el cordón de seguridad que les rodeaba.

'Este pueblo sí nos quiere' respondían los mineros con el puño en alto a su entrada a la plaza, a la que accedieron por un pasillo abierto entre la multitud que desde hace horas aguardaba en Sol. Aplausos, gritos de apoyo a los trabajadores y banderas de distintas comunidades autónomas -sobre todo Asturias y Aragón- fue lo que se encontraron los mineros que desde el día 22 han recorrido 400 kilómetros en protesta por los recortes al sector del carbón.

'Madrid obrero, está con los mineros' Los trabajadores han caminado por las calles de capital con sus cascos con la luz frontal y el uniforme de labor. De fondo ha sonado en varias ocasiones el emblemático himno de ‘Santa Bárbara bendita' y los manifestantes la han entonado puño en alto. Cuando para la música continúan las proclamas.

Cientos de sindicalistas de CCOO y UGT, junto a sindicatos alternativos, activistas del movimiento 15-M y partidos políticos de izquierda han acompañado a los trabajadores de las cuencas y han mostrado su solidaridad a grito de: 'Madrid obrero, está con los mineros' y 'el pueblo unido jamás será vencido'.

En el acto organizado por los sindicatos mineros y en el que han intervenido varios dirigente obreros, miles de personas han permanecido en Sol gritado contra Rajoy y el ministro de Industria José Manuel Soria como principales dianas de las proclamas.

Las marchas de los mineros aragoneses y la de los leoneses y asturianos se han unido esta tarde, a las 17:00, en el barrio de Aravaca con una bienvenida repleta de aplausos, gritos de apoyo y explosiones de petardos. Tanto los mineros del norte, que habían pernoctado en Aravaca, como los vecinos del barrio se han unido a la columna proveniente de Teruel. Entre las decenas de ciudadanos que se han trasladado para la simbólica unión de las marchas se encontraban también los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez

'No nos esperábamos tanto apoyo, es increíble que haya tanta gente'  'No nos esperábamos tanto apoyo, es increíble que haya tanta gente aquí que defienda nuestras demandas', ha explicado el minero asturiano Miguel Días, que remarca que 'lo que realmente cuenta de todo esto son los apoyos'. Sin embargo, todos esperan que mucho más multitudinaria sea la manifestación del miércoles por la mañana, que arrancará a las 11:00 de Colón.

Pero no sólo hay hombres entre los que marchan. Caminando hacia a Sol también había varias mujeres, como Concepción Alonso, o Conchi como la llaman los compañeros, una minera de la cuenca del Nalón. Ella cree que su lucha 'trasciende lo sectorial, del cumplimiento del plan del carbón 2006-2012 que le pedimos al ministro, y que está firmado', de forma que 'todos nos dice que somos un ejemplo y que esto tiene que cambiar'.

Sudando, bajo un sol que sigue quemando la piel de los trabajadores del norte poco acostumbrados al calor, Conchi dice con voz dura y firme: 'Yo creo que lo que tiene que tener en cuenta el Gobierno, desde mi humilde punto de vista, es que los ciudadanos no somos el enemigo, los ciudadanos somos el motor de un país. Y nos pretenden hacer pagar una crisis que nosotros no hemos generado. Nosotros nos levantamos a trabajar todos los días y es lo que queremos seguir haciendo, ir a trabajar.'