Público
Público

El ministro del Interior instigó la denuncia contra el sindicato de Sánchez Gordillo

Fernández Díaz acusa al propietario de la finca de "connivencia" con los jornaleros y de prejudicar la imagen internacional de España. Asegura que que la ocupación fue una "fantochada".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha admitido que instó a que se presionase al propietario de la finca ocupada el martes por miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), el Palacio de Moratalla, en Hornachuelos (Córdoba), para que presentase una  denuncia contra este sindicato, lo que habría permitido la intervención de la Guardia Civil. En una rueda de prensa con el viceprimer ministro búlgado, el titular de Interior ha declarado que la actitud del propietario de la finca, Ignacio de Medina y Fernández de Córdoba, duque de Segorbe, casado con una prima del rey Juan Carlos, ha supuesto un gran daño para la imagen internacional de España, por la difusión que ha tenido la noticia de la ocupación en los medios de comunicación de todo el mundo.

Fernández Díaz, visiblemente molesto, ha asegurado que las actuaciones de las últimas semanas del SAT y del alcalde de Marinaleda y diputado autonómico de IU, Juan Manuel Sánchez Gordillo, también 'están dañando objetivamente la imagen de España de forma terrible'.

Según el relato de los hechos del ministro del Interior, cuando conoció que el martes se había ocupado la finca cordobesa, y que su propietario no había presentado ninguna ,'hice que se contactara con él' para instarle a acudir al juzgado, con el fin de poder proceder al desalojo de los jornaleros del SAT. Fernández Díaz ha explicado que, sin un auto judicial, la Guardia Civil no puede intervenir, y que por ello se le presionó. 'Ya hubiéramos querido poder actuar', confesó. El dueño del Palacio de Moratalla puso la denuncia finalmentre a última hora de la tarde del martes, pero la juez no la aceptó. Presentó otra denuncia a primera hora del miércoles, pero a esa hora los sindicalistas ya estaban abandonando la finca.

Fernandez Díaz cuestionó la actitud del propietario de la finca, al que acuso de 'connivencia' con el sindicato de Gordillo. 'Les invitó a llegó a algún acuerdo' para ocupar la finca, según el ministro. Por ello, calificó de 'superchería' y 'fantochada' la ocupación de la finca. Según el titular de Interior, el propio Sánchez Gordillo habría reconocido que los sindicalistas llegaron a un acuerdo con el dueño del Palacio de Moratalla. Pero en declaraciones en La Sexta, el alcalde de Marinaleda  ha negado que desde el SAT hubieran llegado a algún tipo de acuerdo con los propietarios para ocupar la finca. 'No, llegamos allí en pleno despiste de la Guardia Civil y entramos', ha defendido.

La ocupación se realizó el pasado martes, cuando unos 150 jornaleros ocuparon la zona ajardinada del Palacio de Moratalla, que se encuentra en obras para convertirse en un hotel, y decidieron usar las instalaciones bañándose en la piscina y consumiendo comida y bebida en sus alrededores. Los miembros del SAT abandonaron pacíficamente la finca a primera hora del miércoles.