Público
Público

El ministro de Exteriores marroquí carga contra la prensa española

Fassi-Fihri critica a los medios por su visión del Sáhara ante Trinidad Jiménez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quince días después del relevo, la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, se reunió ayer en Madrid con su homólogo marroquí, Taieb Fassi-Fihri, siguiendo una tradición entre ambos países cuando hay cambio de titular en el ministerio. La jefa de la diplomacia española agradeció en rueda de prensa el 'gesto' del ministro que, según explicó, manifiesta el 'buen momento de las relaciones bilaterales' entre España y Marruecos.

La comparecencia ante los medios, sin embargo, dejó en evidencia el malestar del representante marroquí por la cobertura de los medios españoles sobre el Sáhara Occidental. Fassi-Fihri criticó 'los excesos' de algunos periodistas, 'especialistas en El Magreb o en el Sáhara', que se 'toman sus deseos por realidades' y reprochó a la prensa por seguir unas prácticas poco éticas, como 'disfrazarse de mujeres saharauis', para acceder al campamento pro saharaui levantado en los alrededor de El Aaiún.

También cuestionó que los medios, en su opinión, silencien determinadas actuaciones del Frente Polisario o la situación en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia). No obstante, admitió que la información de la agencia de noticias marroquí (MAP) sobre la muerte de un niño que intentaba acceder al campamento 'quizá no sea veraz'.

Fassi-Fihri justificó el veto a los periodistas que quieren acceder al campamento en El Aaiún aludiendo a cuestiones de 'seguridad', con el objetivo de 'mantener un diálogo con los representantes del campamento'. En este sentido, la ministra Jiménez se mostró respetuosa con la posición marroquí: 'Tenemos una política de comunicación diferente, pero respetamos la decisión'.

Por otro lado, Fassi-Fihri quiso resaltar que 'las autoridades marroquíes han permitido la instalación de esas tiendas, y es algo ilegal', como una muestra de la transformación que están viviendo, y reiteró que están 'dispuestos a alcanzar un acuerdo negociado, realista y conforme al derecho internacional' sobre el conflicto del Sáhara Occidental.

Por su parte, Jiménez subrayó que 'España siempre ha defendido las resoluciones de Naciones Unidas que hacen referencia al derecho a la libre autodeterminación del pueblo saharaui'. La ministra recordó que la tarea de España es 'acompañar a las partes para encontrar una solución negociada, justa y equitativa'. Y concluyó que, para el Gobierno español, la mejor solución será 'la solución escogida por las partes'.

Más allá de los ataques a la prensa española, Fassi-Fihri aseveró que 'España y Marruecos están condenados a entenderse' y han hecho muchas cosas positivas desde hace cinco o seis años. Aunque, según señaló, la prensa no lo refleje. Los dos coincidieron en agradecerse mutuamente los esfuerzos realizados en la lucha contra la inmigración ilegal y la cooperación en el tráfico de drogas.

La jefa de la diplomacia española, que anunció su intención de viajar a Rabat próximamente, resaltó el 'clima de confianza y respeto' de la reunión y expresó su deseo de que el embajador de Marruecos en España se incorpore 'cuanto antes' para el restablecimiento pleno de relaciones diplomáticas, después de diez meses de ausencia. El ministro marroquí señaló que 'vendrá probablemente, en las próximas semanas, antes de final de año'. También fijaron la próxima reunión de alto nivel que, según Jiménez será en la próxima primavera.

Por otra parte, ayer se celebró en Madrid la reunión técnica del Foro de Diálogo Trilateral entre Gibraltar, el Gobierno español y el británico sobre cooperación policial.