Público
Público

Las minorías buscan cómo lograr más tiempo en los plenos

ERC anuncia que utilizará el catalán en algunas de sus intervenciones en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La rígida interpretación que ha hecho la Mesa del Congreso del reglamento de la Cámara, dejando sin grupo propio a Amaiur, ha generado un Grupo Mixto difícilmente gobernable, compuesto por 18 diputados de ocho partidos políticos diferentes. Las principales afectadas son las formaciones con menos representantes, ya que con este esquema apenas disponen de tiempo para sus intervenciones parlamentarias.

Los diputados del Mixto tratan ahora de buscar fórmulas para cambiar esta situación. Y las alternativas se las plantearán hoy al presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, durante una 'reunión informal', explicaron fuentes parlamentarias. 'Se trata de trasladar a la Mesa escenarios posibles para desarrollar nuestro trabajo con normalidad', apuntó Francisco Jorquera, portavoz de BNG.

Tanto él como fuentes de ERC anunciaron que la principal propuesta que le harán a Posada será recuperar el modelo que se utilizó en la III Legislatura para garantizar las intervenciones de Izquierda Unida. En 1986, pese a conseguir siete diputados y el 4,63% de los votos, la Mesa no le permitió tener grupo. Pero como el Mixto estaba sobrecargado tenía 32 miembros, el máximo órgano de Gobierno del Parlamento lo parceló en lotes y otorgó a IU, democristianos (PDP) y liberales (PL) un estatus similar, el de agrupación de diputados.

'Tenían cuotas de intervención, así como peculiaridades concretas, para poder presentar iniciativas parlamen-tarias', destacó Jorquera.

Las agrupaciones tenían, en efecto, el mismo tiempo de intervención que los demás grupos parlamentarios en todas sus iniciativas, a excepción de los debates generales, en los que contaban con las tres cuartas partes del tiempo que se concede a cada grupo. Esto permitía, además, que los partidos políticos con menos representantes tuvieran también sus respectivos turnos de intervención.

El debate de las lenguas también regresó hoy a la Cámara Baja de la mano de ERC. La formación independentista presentó una enmienda a la reforma del reglamento del Congreso para aprovechar el momento actual en el que se están creando las distintas comisiones e introducir el permiso para un uso normalizado de las distintas lenguas cooficiales en el Parlamento.

Hasta que se tome una decisión al respecto, el diputado independentista Joan Tardà aseguró que él y sus compañeros de partido están'hartos de esperar' a la normalización lingüística en la Cámara de representación. Por eso anunció que los miembros de ERC utilizarán el catalán en sede parlamentaria, siempre que lo consideren oportuno. 'Si quieren insumisión lingüística, la habrá. Con los derechos no se juega', advirtió el parlamentario.

Este miércoles, ya se expresó en catalán el representante de ICV Joan Coscubiela, para expresar su apoyo a la iniciativa de ERC.