Publicado: 21.06.2012 20:57 |Actualizado: 21.06.2012 20:57

"Es un mito que la enseñanza privada sea mejor que la pública"

La joven con mayor nota en la selectividad, un 9,975, ha estudiado los últimos seis años en un instituto público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La estudiante que ha obtenido la calificación más alta en la selectividad de la Comunidad de Madrid viene de un instituto público y así lo reivindica: "es un mito que la enseñanza privada sea mejor que la pública, todo depende del esfuerzo que haga la persona", asegura. Su nota, a menos de tres centésimas de la perfección, ha sido de 9,975.

Lucía Cobarro es vecina de Alcobendas y, aunque su asignatura favorita es química, está pensando en matricularse en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma, con planes de especializarse en Neurología y abrirse campo en la investigación científica. Es el final de un camino que agradece a su instituto: "He tenido profesores excelentes, el ambiente de clase de este año ha sido fabuloso y creo que eso ha influido mucho en nosotros".

La nota más baja en selectividad es un 9,50 en Biología. En Bachillerato, su media fue de 10

Los logros de esta joven son impresionantes. Cuando aún estaba en el instituto, Cobarro logró la medalla de oro de las Olimpiadas de Química de Madrid y uno de los Premios del certame de Jóvenes Investigadores, unos éxitos que atribuye a sus tutores de la pública. "Si no hubiera tenido la preparación que me han dado mis profesores no hubiera obtenido estos resultados", asevera.

Los resultados de sus exámenes también son abrumadores, pues la nota más baja es un 9,50 en Biología, tres 9,75 en Francés, Química y Matemáticas y tres espléndidos 10 en Lengua, Historia y Física que se complementan con una media de 10 en el Bachillerato. Sin embargo, Cobarro parece tener los pies en la tierra. "Me cuesta mucho ver las cosas y no considero que tengo una facilidad especial, solamente en el esfuerzo está la clave", ha señalado.

"Los institutos cuentan con un profesorado magnífico muy vocacional y volcado

Su instituto, el IES Severo Ochoa de Alcobendas, cumple este año su 25 aniversario, es de los más antiguos de la ciudad y tiene 1.250 alumnos matriculados que se distribuye en enseñanza Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional inicial y los ciclos formativos de grado medio y superior de la rama de administración. Desde el centro han añadido que otros seis alumnos del Severo Ochoa, "la mayoría chicas", han obtenido notas superiores a 12, de un total de 14.

Según su director, Agustín Calvo, "los institutos tienen un alto nivel de exigencia, cuentan con un profesorado magnífico muy vocacional y muy volcado que dedica sus horas libres a reforzar a los alumnos; no se trata de optar por una enseñanza gratuita, sino de optar por una enseñanza de gran calidad", ha concluido.