Público
Público

Montilla enfría un pacto rápido por la financiación

El president aguarda a que Zapatero presente una propuesta mejor que la última de Solbes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El president de la Generalitat, José Montilla, enfrío ayer las expectativas de cerrar de forma inminente un acuerdo en materia de financiación autonómica. La negociación discurre por buen cauce y la predisposición de las partes es 'buena'. Mucho mejor que hace sólo unos días. Pero parece difícil que, como pretenden en La Moncloa, el acuerdo se selle antes del 12 de mayo, el día en que José Bono abrirá en el Congreso el debate del estado de la nación.

A José Luis Rodríguez Zapatero le vendría muy bien llegar ese día a la Carrera de San Jerónimo con el tema cerrado porque exhibiría acuerdos y, de paso, endulzaría su relación con los partidos catalanes.

Justo y estatutario

En una entrevista en Onda Cero, Montilla puso sordina a los altavoces que en Madrid proclaman, ahora igual que hace meses, la inminencia del pacto. Afirmó que el debate del día 12 'no es sobre la nación catalana', dando a entender que el calendario de La Moncloa no le incumbe, más cuando el acuerdo lleva nueve meses de retraso sobre lo previsto por el Estatut. 'No se trata tanto de un calendario y de diez o treinta días como de que el acuerdo sea justo con Catalunya y acorde al Estatut', avisó.

El president afirmó que la pelota 'está en el tejado' de Zapatero puesto que es a él a quien le toca hacer una 'nueva propuesta', una vez que la Generalitat rechazó el modelo y las cifras (8.000 millones para todo el sistema) pretendido por Pedro Solbes.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, evitó ayer introducir elementos de conflicto y, antes de pronunciar una conferencia en Barcelona, afirmó que 'no se ha planteado' cerrar el acuerdo antes del debate en el Congreso. Evitó también entrar en el baile de cifras, informa Pau Cortina.

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega tampoco puso cifras pero dijo desde Egipto que 'se ha hecho un buen trabajo y el resultado ya está a punto', informa Ana Pardo.

En el Comité Ejecutivo del PP se habló mucho sobre el tema. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, pidió a la cúpula que responsabilice a Zapatero y no a Catalunya del modelo final. La dirigente es consciente de lo que este discurso le perjudica electoralmente.

El PP mantiene un doble discurso ya que mientras defiende las bondades del sistema actual, allá donde gobierna reclama más dinero. Cospedal explicó que sólo apoyarán un sistema 'que garantice la igualdad y solidaridad'.

Mientras, el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves, visitó al presidente aragonés, Marcelino Iglesias (PSOE), y se comprometió con él a cumplir con las disposiciones del Estatuto y a liquidar la deuda pendiente con su comunidad, que reclama 700 millones de euros.

DISPLAY CONNECTORS, SL.