Público
Público

Montilla: "Hemos sido maltratados, pero no vencidos"

El president exige el despliegue íntegro del Estatut y llama a manifestarse. Mas afirma que se tumba la "columna vertebral"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El president de Catalunya, José Montilla, compareció ayer unos minutos más tarde de que se conociera la resolución. En ese intervalo de tiempo habló por teléfono con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y le expresó la 'decepción' que el fallo va a provocar a la clase política catalana y a los catalanes. El proceso en el TC, según le dijo Montilla, ha generado 'una crisis de confianza'; el recorte final del Estatut 'jamás se tendría que haber producido', le indicó.

Montilla lanzó así su primer diagnóstico: 'Nos hemos sentido maltratados pero no vencidos' e hizo una llamada a seguir luchando: 'Es nuestra ley de leyes' y 'no renunciaremos a nada'.

Un 'indignado' Montilla vuelve a cargar contra el TC sin contemplación

Antes de comparecer en Palau, el president también llamó a los partidos representados en el Parlament para recobrar el clima de unidad que se creó para aprobar el Estatut. Esa será la clave, según dijo, para recuperar los puntos del Estatut que se han quedado por el camino y la confianza en las instituciones: 'Tenemos un problema que sólo la voluntad política y la determinación conjunta de las instituciones catalanas y españolas podremos superar, si nos comprometemos juntos a desarrollar todo lo que hemos pactado, acordado, votado y refrendado. Habrá que rehacer el pacto político que posibilitó el Estatut para superar las consecuencias políticas y jurídicas de esta sentencia', subrayó.

El president, que pactó con CiU crear una comisión de expertos que evalue la sentencia, anunció que liderará una cumbre con todos los partidos para analizar las consecuencias del fallo y pidió también un esfuerzo a la población. Montilla dejó claro que para ganar esta batalla, Catalunya necesitará que la clase dirigente olvide sus diferencias y refuerce sus coincidencias y también apeló a la sociedad, que tendrá que movilizarse.

ERC denuncia el nuevo recorte y se jacta del refuerzo del independentismo

Montilla aseguró que 'acata' el fallo, aunque añadió que 'acatar no significa compartir ni renunciar'. El president, que finalizó su discurso con un '¡Visca Catalunya!' y que no ahorró críticas a un TC 'irresponsable y sin visión de estado', dijo que el gran perdedor es el PP, que había denunciado hasta 129 artículos del Estatut. 'El 95% del texto ha sido confirmado como constitucional', señaló Montilla, pero eso no basta: 'Lo queremos todo, íntegro, desplegado, con plenitud, porque es el que quiso el pueblo de Catalunya'.

El líder de CiU, Artur Mas, se expresó en términos similar, reclamando los artículos recortados y unidad al pueblo catalán. La comparecencia de Mas, cuyo partido ya calificó en el primer momento de 'horrible' el fallo, llegó después de que el portavoz de CiU en el Congreso, Josep A. Duran i Lleida, considerara que la resolución era sólo 'preocupante'. Mas fue más duro. Denunció que el fallo, que afecta a la lengua, atenta contra 'el núcleo duro y la columna vertebral' del Estatut. Llegado este momento, según Mas, 'es cuando los pueblos tienen que demostrar que tienen carácter'.

El líder de ERC, Joan Puig-cercós, recordó que es el segundo recorte al Estatut y que se trata de una 'estocada mortal'. Puigcercós, cuyo partido votó no' al Estatut, se mostró convencido de que con este fallo ya hay más gente en Catalunya que entiende que 'el único camino' es la independencia. Según él, 'el TC ha modificado los términos del pacto político'. El dirigente de ICV Joan Herrera consideró que se constata que España tiene 'un grave problema democrático' y coincidió en reclamar unidad.

Mas eleva el tono una vez que Duran define el fallo sólo como 'preocupante'

La única formación catalana que se mostró satisfecha con el fallo del tribunal fue el PP. Su líder, Alicia Sánchez-Camacho, celebró que este fallo integra 'los intereses concretos de los catalanes y los generales de los españoles', y lo definió como 'el Estatut de la unidad' y como 'el Estatut constitucional'. La dirigente conservadora, que fue la primera en valorar el fallo, terminó así: 'Sólo hay una respuesta posible: cumplir y acatar la sentencia'.