Público
Público

Montoro aleja aúnmás al PP del acuerdo

Muestra su descreimiento en una comparecencia muy dura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno, optimista. El PP, pesimista. Dos lenguajes bien diferentes para alcanzar un pacto de Estado. Los conservadores acudieron ayer a la comisión anticrisis para expresar su disconformidad con todo. Su portavoz, Cristóbal Montoro, mostró sus discrepancias con el diagnóstico de la situación económica que hace el Gobierno. Descalificó el guión planteado y, por no gustarle, no le gustó ni el sistema de reuniones que se ha planificado. A su juicio, para llegar a acuerdos puntuales ya existe el Parlamento. Además, tachó la reunión de 'concurso de ideas' y denunció que al Ejecutivo se le ve 'superado'. En resumen: 'El PP ya no está para hacerse más fotos'.

Tras el encuentro, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, junto a su mano derecha, Álvaro Nadal, expresó su 'perplejidad y desconcierto'. La palabra que más repitió fue 'escepticismo' e insistió en pedir 'una rectificación' en toda regla porque las políticas económicas que se han desarrollado 'han llevado a España a una situación calamitosa'.

Alonso ve al portavoz del PP 'más destructivo que nunca'

'Yo sé lo que es negociar. Esto es echar el rato', presumió recordando su paso por el Gobierno de Aznar como ministro de Hacienda. El dirigente conservador fue terriblemente duro. Defendió que lo hacía por el bien de los ciudadanos, pero al resto de los grupos les pareció que su tono chirriaba y que no era el más oportuno para esa convocatoria. El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, resaltó que había visto a Montoro 'más destructivo que nunca'. 'El PP lo está poniendo muy difícil, si no imposible', señaló.

Montoro estaba desatado. Llegó enfadado porque el día anterior, a última hora de la tarde, se había encontrado con un guión 'sin contenido' y 'frustrante'. Criticó la falta de propuestas del Gobierno, pero tampoco aportó las suyas. Algo que sí hicieron otros grupos parlamentarios.

Con el acuerdo cada vez más lejos, el PP garantizó que acudirá 'siempre que se le llame'. Eso sí, no apoyará 'ninguna medida que lleve a más crisis en España'. 'Sí, las parciales o fragmentadas pero que estén orientadas correctamente', detalló. Aunque sean 'impopulares'.

Los conservadores creen que el Ejecutivo busca 'coartadas'

Gobierno y oposición se verán las caras de nuevo el próximo miércoles. El PP será el primero al que recibirá el Ejecutivo. Pura cortesía, porque es el principal partido de la oposición, y un gesto para no levantar más recelos. El PP se sintió muy ofendido cuando se les citó en último lugar en el Congreso.

El PP no comprende por qué el Ejecutivo socialista quiere llegar a un acuerdo con todas las fuerzas políticas en estos momentos, cuando siempre ha podido aprobar su medidas en las Cortes. Montoro cree que Zapatero está buscando ahora 'coartadas o complicidades'.

El ex ministro se sorprendió al conocer que el Gobierno tiene la intención de rebajar el número de empresas públicas. 'No lo ha dicho dentro', resaltó en un principio. 'Va en la línea de la reducción del gasto que plantea el PP', valoró a continuación arrogándose la idea.

Reconoció que no esperaba mucho más. 'Del lunes siguiente me han hablado unas cuantas veces. Ya veremos si el Gobierno se moja o no', comentó sin esperanzas.

El resto de portavoces parlamentarios criticaron la postura del PP. Josu Erkoreka, del PNV, lamentó que algunos hubiesen acudido a la cita 'con el cuerpo dentro pero con el alma fuera'. Y Joan Herrera, de ICV, lamentó que se parapetasen 'en la excusa del guión escaso para no hacer absolutamente nada'.

Desde Ciudad Real, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, describió la situación como 'inaudita y sorprendente'. Y volvió a desautorizar el 'gobierno de concentración' propuesto por EsperanzaAguirre insistiendo en que era una ironía.