Público
Público

Moratinos: "Nadie nos tiene que dar ninguna lección"

El ministro de Asuntos Exteriores recuerda a Haidar que mantiene el compromiso de una "solución justa" que pasa por la autodeterminación del Sahara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha vuelto a recordar a Aminatou Haidar que el Gobierno de España 'no va tolerar lecciones de nadie' y que no va a poner en peligro unas 'muy relaciones con Marruecos'. Además, ha defendido el compromiso de los socialistas por encontrar una 'solución justa y definitiva, que permita la libre autodeterminación del pueblo saharaui'.

Moratinos se ha expresado en estos términos durante el Consejo de Política Exterior del PSOE, en el que los socialistas han abordado la actualidad de la política exterior española y han reflexionado sobre sus próximos retos, entre ellos el semestre de Presidencia española de la UE.

'No podemos compartir que nadie nos arrebate nuestro compromiso en favor de la paz' 

Una reunión en la que la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha querido mostrar el respaldo de los socialistas a Moratinos y a su equipo en unas semanas complicadas para la política exterior española, con la activista saharaui Aminatou Haidar en huelga de hambre desde hace más de un mes y tres cooperantes secuestrados en Mauritania.

En su intervención inicial, Moratinos ha recordado que 'muchos socialistas' han trabajado 'con valor, entrega y compromiso' para encontrar 'una solución justa y definitiva' para el Sahara occidental.

'Desde el partido y el Gobierno no podemos dejar que nos lo arrebaten, en ningún caso, ni siquiera en el caso de la ciudadana Haidar. No podemos compartir que nadie nos arrebate nuestro compromiso en favor de la paz, de una solución justa', ha proclamado.

En clara alusión a Haidar pero sin citarla el ministro ha advertido de que 'nadie nos tiene que dar ninguna lección, nadie, y nadie nos tiene que colocar en una situación de incomodidad', antes de negar que haya habido ninguna dejación de principios en defensa de la causa saharaui.

Así las cosas, ha emplazado a sus compañeros de partido a volver a defender su posición 'con firmeza, compromiso, serenidad y eficacia'.

No obstante, también ha sido claro sobre la relación que el Ejecutivo quiere mantener con el reino alauí: 'Deseamos tener muy buenas relaciones con Marruecos', ha zanjado.

También ha señalado que a los socialistas les importan 'situaciones dramáticas y trágicas' como la de Haidar, pero también las de 'millones de personas que se mueren de hambre todos los años' y que les movilizan 'con el mismo deseo de ayudarles y resolverles sus problemas'.

En otro orden de cosas, el jefe de la diplomacia española ha puesto en valor la política exterior del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la ha diferenciado del 'unilateralismo fracasado y trasnochado' que, en su opinión, representó el Ejecutivo de José María Aznar.

Aunque ha enfatizado que la política exterior española atraviesa 'un buen momento', el ministro ha admitido que algunas de las críticas de las últimas semanas pueden 'ser acertadas' en el sentido de que desde el Gobierno deberían haber sido 'más firmes 'en la defensa 'de los derechos humanos'.

Pese a todo, ha opinado que la mayor parte de esas 'críticas recurrentes' no están basadas en actuaciones de política exterior, 'sino en simples episodios', en 'crisis normales de un mundo complejo como el actual', en el que España tiene 'proyección mundial'.