Público
Público

Morenés continuará el desembolso millonario en sistemas de armas

La nueva Directiva de Política de Defensa propone salvar de las restricciones los compromisos de compra de 'cazas', tanques, obuses y misiles. También se marca el objetivo de mejorar la relación con Marruecos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro Pedro Morenés, exdirectivo de varias empresas de obuses y misiles, continúa barriendo para casa y ha establecido como directriz de la política de defensa en esta legislatura 'diseñar unos presupuestos más restrictivos', pero 'que atiendan prioritariamente a los compromisos adquiridos de los programas principales de armamento'.  

Morenés ha firmado la Directiva de Política de Defensa donde se incluye ese objetivo, que ya tuvo un adelanto en septiembre de este año al conseguir que el Consejo de Ministros pagara 1.780 millones de euros en atrasos a esos grandes programas de armanento, los principales de los cuales son el avión de combate europeo, los tanques Leopard, los helicópteros de ataque Tigre, el buque de Acción Maritima, y, con importes menores, varios misioles y obuses.

El ministro ha colocado además como prioridad de su departamento desde el inicio de su gestión el apoyo a la industria nacional de defensa y a su presencia internacional, lo que repite en la Directiva aprobada ahora.

Otra directriz que traslada a sus más estrechos colaboradores en el Ministerio es la de 'reforzar las relaciones bilaterales en materia de defensa con los Estados Unidos de Norteamérica, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y Portugal, así como con Argelia y Marruecos'. 

 El documento desarrolla y aplica al Ministerio la Directiva de Defensa Nacional aprobada por el presidente del Gobierno el pasado mes de julio. Contempla como puntos iniciales la racionalización de las estructuras de la seguridad nacional, la preservación de las capacidades de disuasión, el mantenimiento de las relaciones internacionales en materia de defensa, la adaptación de estructuras de las Fuerzas Armadas y 'el impulso a la presencia internacional de la industria nacional', según la información oficial difundida por el Ministerio de Defensa.

La nueva Directiva detalla el contexto estratégico que define lo más significativo del panorama internacional y que incluye, entre otros, la emergencia de nuevas potencias mundiales, el refortalecimiento de otras ya existentes, la crisis financiera y económica en el mundo, la convulsión del entorno mediterráneo, la inestabilidad en el Sahel, la proliferación nuclear y la piratería. Asimismo define como zonas geográficas de mayor interés el Asia Central, y, más concretamente Afganistán; e Iberoamérica por los especiales lazos históricos, estratégicos y económicos.

Además cita otros fenómenos de orden global que afectan de manera directa a España, como son los movimientos migratorios, la aparición de un nuevo ámbito para las relaciones internacionales como el ciberespacio y la influencia del ámbito marítimo, por la apertura de nuevas rutas de navegación, y la posible explotación de recursos petrolíferos en aguas españolas. Destaca como novedad la crisis económico-financiera que afecta de manera severa a los países de nuestro entorno y a España.

Las directrices que el ministro marca a los altos cargos del Ministerio para su mandato son:

Determinar la aportación española a las operaciones lideradas por Naciones Unidas, la Alianza Atlántica y la Unión Europea.

Contribuir con medios humanos a las estructuras multinacionales de seguridad y defensa.

Apoyar la revisión de la Estrategia Española de Seguridad.

Reforzar las relaciones bilaterales en materia de defensa con los Estados Unidos de Norteamérica, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y Portugal, así como con Argelia y Marruecos.

Mantener los vínculos con Iberoamérica en materia de defensa.

Revisar la estructura operativa de las Fuerzas Armadas.

Simplificar la estructura orgánica del Ministerio de Defensa.

Diseñar unos presupuestos mas restrictivos que atiendan prioritariamente a los compromisos adquiridos de los programas principales de armamento.

Difundir la capacidad de la industria de defensa para favorecer su competitividad y la generación de empleo

Desarrollar las Leyes de carrera militar y de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Redactar un proyecto de ley que recoja las bases de la organización militar.

Consolidar el sistema de protección social y el apoyo a heridos y familiares de fallecidos en acto de servicio.

Crear la oficina de Comunicación Estratégica.