Público
Público

Morenés defiende una salida segura de Afganistán

El ministro de Defensa rechaza que España esté tomando decisiones en este territorio por "razones económicas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha asegurado este lunes que España no está tomando decisiones sobre su presencia en Afganistán por 'razones puramente económicas' y ha insistido en que para acelerar el repliegue previsto deben cumplirse determinadas condiciones: el cumplimiento de la misión y del compromiso con los aliados y la garantía de seguridad para las tropas que se marchan y que permanecen. 'Si se dan las tres puede haber un adelanto', ha explicado.

Morenés se ha pronunciado así en una entrevista en la Cadena Ser después de que este fin de semana los mandos de las tropas españolas en Afganistán asegurasen a un grupo de periodistas que en 2013 podría salir de este país más del 70% del contingente español. El calendario inicial contempla que este año comience la retirada con un 10%, en 2013 salga el 40% y en 2014 lo haga el 50% restante, aunque el ministro ha reiterado que estas previsiones pueden modificarse.

Según ha explicado el ministro, es necesario que se den las 'tres condiciones' descritas para hablar de 'posibles vueltas'. La primera de ellas, ha dicho, se va a revisar próximamente porque 'dentro de unos días' se va 'saber' si las tropas españolas pueden traspasar la responsabilidad de la seguridad de la provincia de Badghis a las fuerzas afganas; mientras que la segunda va a depender de una 'revisión en las capacidades de fuerzas' que va a hacer la OTAN en Kabul, para decidir si 'en estos momentos conviene o no salir'.

En cualquier caso, el ministro ha asegurado que no tiene 'ninguna sensación' de que España esté tomando decisiones sobre su presencia en Afganistán 'por razones puramente económicas' y ha recalcado que la operación de la Alianza Atlántica está 'consiguiendo los objetivos' que se ha marcado. Morenés ha insistido en que España en Afganistán está contribuyendo a que 'no haya santuarios terroristas', pero también a que un pueblo que ha sido 'sojuzgado permanentemente' se consolide como un Estado, lo que ayudaría de manera 'muy eficiente a la estabilidad mundial'.

Mientras tanto, el ministro ha explicado que la comunidad internacional va a 'intentar' que el Sahel no se convierta en un nuevo Afganistán y, para ello, para a prestar apoyo logístico a la misión que la Comunidad Económica de Estados del Africa Occidental (CEDEAO) ponga en marcha en el norte de Mali.

En este sentido, ha avanzado que el próximo 15 de enero habrá una reunión en París en la que participarán los países que entienden que 'un Sahel inestable puede tener repercusiones preocupantes a la hora de exportar acciones terroristas a un ámbito que ya está muy cerca'. Morenés ha recordado que Francia, un país que tiene una 'vinculación grande' con la región, ha hablado ya con Italia, con Reino Unido, con Alemania y con España para sumar apoyos a esta causa.

Morenés ha insistido en que el apoyo que se pueda dar desde el 'ámbito europeo' estará centrado en el entrenamiento, el apoyo logístico y 'quizás' la inteligencia, porque los países europeos no están 'preparados para estar en este tipo de zonas'. Aunque todavía no hay nada decidido, ha dicho que España podría participar con asesoramiento militar y apoyo logístico.

Morenés también se ha referido a las futuras operaciones de España en Mali, donde solamente llevará a cabo 'apoyo logístico' y sobre los recortes en la cartera que dirige, que han llevado a iniciar conversaciones con Arabia Saudí para vender 200 carros de combate.