Público
Público

Morenés se enzarza con el PSOE por el coronel que proponía invadir Catalunya

El ministro dice que no tiene "ninguna autoridad" para sancionarle, y la diputada socialista Cunillera le reprocha su "clamoroso y estridente" silencio ante las amenazas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Defensa se enzarzó hoy en el Congreso en un enfrentamiento dialéctico con la diputada del Partido Socialista de Catalunya (PSC) Teresa Cunillera, a cuenta de los dicterios vertidos en un medio digital por el coronel retirado Francisco Alamán Castro, quien amenazó con una invasión militar si Catalunya proclamase la independencia.

En la sesión de control al Gobierno, Cunillera reprochó al ministro su 'clamoroso y estridente' silencio ante la actuación de un coronel que, aunque retirado, entiende que ha se ha servido del uniforme y de su condición militar  para insultar a los catalanes y a sus instituciones. La diputada añadió que las Fuerzas Armadas se han ganado en los últimos años el respeto de los ciudadanos, y no se merecen que el ministro no las defienda de quienes, como Alamán, quieren volver a épocas pasadas y califican a Franco de 'español providencial'.

En su turno, Morenés argumentó que Alamán lleva retirado del Ejército desde 2003, por lo que legalmente ha dejado de estar sujeto a la normativa penal y disciplinaria militar, y tampoco tiene limitada la libertad de expresión por la Ley de Derechos y Deberes Militares de 2011. 'No tengo ninguna autoridad para imponer ninguna sanción a este señor', proclamó Morenés, quien recordó a Cunillera que ella sí tiene la facultad de acudir al Juzgado de Guardia a denunciar a Alamán si lo estima procedente.

El ministro se encendió con los reproches de Cunillera y la contestó que ni el Gobierno ni las Fuerzas Armadas admiten lecciones de democracia de su parte. Acusó a la parlementaria además de dar 'portavocía' en el Congreso 'a una persona que no tiene ningún interés', como en su opinión es el coronel retirado Alamán.

En declaraciones a un medio digital, el coronel criticó hace unos días a los partidarios de la secesión catalana: '¿La independencia de Catalunya? Por encima de mi cadáver y el de muchos. Los militares hicimos un juramento sagrado: cumplir el ordenamiento constitucional que consagra la unidad de España como principio irrenunciable'.

El coronel añadió en el citado medio que los independentistas 'no lo tendrán fácil' y les advirtió: 'Aunque el león parezca dormido, que no provoquen demasiado al león, porque ya ha dado pruebas sobradas de su ferocidad a lo largo de los siglos'. Añade que en Catalunya sí se apoyó al franquismo y que 'incluso el sector del clero más comprometido con la Cruzada era de origen catalán'.