Público
Público

Los Mossos aceptan investigar la muerte de un detenido

El joven permanecía en coma inducido tras sufrir una parada cardiorrespiratoria durante el arresto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación interna de oficio sobre la detención la madrugada del viernes de un hombre en Manresa (Barcelona). El detenido falleció el domingo en la UCI, donde permanecía en coma inducido tras sufrir una parada cardiorrespiratoria durante el arresto. El conseller de Interior del Govern de la Generalitat, Felip Puig, volvió a defender ayer la actuación de la Policía.

El hombre, Sergio Escobar, tenía 34 años y sobre él pesaban 13 órdenes de búsqueda y captura. Desde el pasado viernes, permanecía en coma en la UCI del Hospital de Manresa, donde lo trasladaron tras ser detenido por cinco mossos que, según la versión de la Policía, acabaron heridos por la 'extrema violencia' que el arrestado empleó contra ellos. Los Mossos d'Esquadra informaron de que el hombre, que también acumulaba 23 atestados policiales, llegó a quitar la pistola a uno de los agentes y los amenazó con ella, hasta que pudo ser reducido.

En cambio, los familiares de la víctima desmintieron la versión policial y han denunciado a los agentes por intento de homicidio. Según su versión, Sergio Escobar no opuso resistencia a la detención y los agentes le golpearon de forma 'desproporcionada e indiscriminada', lo que según la familia le habría provocado varias contusiones y el paro cardiorrespiratorio que acabó con su vida. Un portavoz de la familia aseguró ayer que a Sergio 'lo mataron los Mossos, que ahora intentan tapar lo que hicieron'.

Felip Puig lamentó la muerte del detenido y expresó su pésame a la familia, pero reiteró que la actuación de los Mossos fue correcta. 'Los procesos que regulan cómo debe actuarse en una detención se siguieron escrupulosamente', afirmó.

El conseller informó de que el Departamento de Interior ha abierto una investigación interna 'como pasa siempre que se produce una detención con incidentes', pero se mostró convencido de que si el arrestado no hubiera mostrado un 'exceso de resistencia y agresividad' no se hubiera producido el fatal desenlace.

'Tengo confianza absoluta en la actuación de la Policía que, según los informes que me han llegado del caso, fue correcta en todo momento', aseguró Puig. Además, explicó que la jueza ya está instruyendo las diligencias sobre la denuncia presentada por la familia, y afirmó que tanto Interior como la Policía catalana facilitarán toda la información sobre el caso a la magistrada.