Público
Público

Falsa alarma en Barcelona Los Mossos desalojan la Sagrada Familia en Barcelona por una alerta antiterrorista que resulta ser infundada

Tras las comprobaciones pertinente, todo resultó ser una alarma infundada. Los Tedax de la Policía catalana comprobaron una furgoneta sospechosa aparcada cerca del conocido monumento. Se cortaron al menos dos calles y se cerró la estación de metro de la Sagrada Familia.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:

Una patrulla de los Mossos en las inmediaciones de la Sagrada Familia. /TWITTER

Los Mossos d'Esquadra acordonaron este martes por la tarde la zona del entorno del templo de la Sagrada Familia de Barcelona en el marco de un "operativo antiterrorista" tras detectar una furgoneta sospechosa aparcada en los aledaños del famoso monumento.

Durante una hora Barcelona revivió su peor pesadilla: afortunadamente la alarma fue infundada. A partir de las 20.30 horas, los agentes desalojaron y acordonaron preventivamente la Sagrada Familia de Barcelona. Además del templo, la policía desalojó diferentes tiendas del entorno y también cortó las calles Provença, Rosselló y Sardenya. La estación de metro de la Sagrada Familia también fue clausurada. Todas estas medidas se tomaron para "para garantizar el trabajo policial". 

Los Mossos informaron al minutos de todos los detalles de esta operación antiterrorista en su cuenta de Twitter. La Policía catalana verificó una furgoneta aparcada en las inmediaciones de la Sagrada Familia. Los Tedax se desplazaron al lugar para comprobar el vehículo y a las  21.30 informaba de la falsa alarma. 

Pero en esa hora de incertidumbre hubo tensión, en la que algunos temieron lo peor. La televisión pública de Catalunya, TV3, informó también de que los Mossos habían recibido un aviso de los servicios de Inteligencia franceses. 

Todo empezó a las 20.30 horas cuando los mossos publicaban el siguiente mensaje en Twitter: "En el marco del operativo antiterrorista hacemos comprobaciones en el entorno de la Sagrada Familia. Hemos acordonado la zona. Seguid indicaciones agentes".

La policía autonómica informaba también que habían sido cortado las calles Provença, Roselló y Sardenya, y recomendaba buscar un itinerario alternativo a aquellos ciudadanos que deban desplazarse por esta área.

Además, en la calle Mallorca no se podía circular en el tramo que cruza Sagrada Familia y en algunas zonas tan solo se deja acceder a los vecinos que viven allí.

Muchas personas preguntaban a los policías apostados en las calles qué sucedía, aunque no obtenían respuesta, mientras en la zona reinaba la tranquilidad en medio de la curiosidad de vecinos y viandantes.

A causa de la actuación policial, las terrazas y comercios de la zona, muy frecuentada por turistas, quedaron desiertas y en este entorno se instaló el silencio.

Se da la circunstancia de que, a lo largo de todo el día de hoy, se han producido retenciones y largas colas en la C-33 a causa de un control antiterrorista de los Mossos d'Esquadra.

TV3 informaron que los Mossos han recibido un aviso de los servicios de Inteligencia franceses

Sin embargo, los controles no formaban parte de ningún dispositivo especial, sino de los operativos previstos en el nivel 4 de alerta terrorista, según fuentes próximas al despliegue policial.

La policía catalana ha recordado también que Catalunya se encuentra en nivel de alerta antiterrorista 4 sobre 5 desde los atentados en el semanario de Charlie Hebdo en Francia.

En este marco, los Mossos realizan "diferentes comprobaciones" en controles periódicos, como el de este martes, que también se han llevado a cabo en diferentes puntos estratégicos causando prolongados atascos en la ciudad y su área metropolitana.