Público
Público

Los Mossos detienen a los imputados por el bloqueo al Parlament

La Policía comienza los arrestos de las 22 personas imputadas por la Audiencia Nacional por un delito contra altos organismos del Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El bloqueo al Parlament de Catalunya que el pasado 15 de junio convocó el Movimiento 15-M para impedir el acceso de los diputados al pleno de aprobación de los Presupuestos ha dejado 22 personas imputadas por un delito contra altos organismos del Estado. Los Mossos d'Esquadra comenzaron ayer a detener a las personas identificadas como autores del bloqueo y de los insultos y zarandeos que sufrieron varios parlamentarios cuando pretendían acceder a la Cámara. El 15-M ya condenó en su día las agresiones.

La Audiencia Nacional los ha citado a declarar esta semana como imputados aplicando el artículo 498 del Código Penal, que castiga con penas de tres a cinco años de prisión a 'los que emplearen fuerza, violencia, intimidación o amenaza grave' para impedir a un miembro de una Cámara legislativa asistir a sus reuniones.

Unas mil personas se manifiestan en protesta por los arrestos

Al cierre de esta edición, al menos cuatro personas habían sido detenidas y conducidas a comisaría, donde, después de ser interrogadas e identificadas, se les entregó la citación judicial y fueron puestas en libertad. El conseller de Interior, Felip Puig, explicó que las detenciones proseguirán hasta localizar e identificar a los 22 imputados, y justificó el inu-sual procedimiento empleado para entregar la citación habitualmente se hace la entrega a domicilio por la necesidad de llevar a cabo una 'última identificación', 'ordenada' por el juez Eloy Velasco, que instruye la causa. Fuentes de la Audiencia Nacional reconocieron la petición trasladada a la Conselleria de Interior para que se localizase a las personas identificadas, ya que sólo seis de ellas parecían tener un domicilio conocido. Jaume Asens, abogado de uno de los indignados detenidos y vocal de la Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona, calificó la operación de 'escarnio público' y la consideró 'injustificada', dado que los identificados estaban 'localizables, tienen trabajo y domicilio estable'.

El primer arresto se produjo a primera hora de la mañana. Agentes de paisano detuvieron a un cámara de una televisión local en el barrio barcelonés de Gràcia, vinculado a movimientos sociales, cuando iba de camino al trabajo. El segundo joven fue detenido en el barrio del Clot. El tercero un miembro activo en la asamblea del Casc Antic, en el centro de la ciudad y el cuarto, según fuentes del 15-M, en Sant Andreu. Los primeros detenidos fueron citados a declarar en la Audiencia el próximo jueves, aunque fuentes jurídicas señalan que la fecha podría aplazarse al darse en un plazo tan justo.

El abogado de uno de los acusados califica la operación de 'escarnio público'

Las detenciones llegan después de que el juez Velasco admitiera a trámite una querella interpuesta por el sindicato ultraderechista Manos Limpias contra los participantes en el bloqueo al Parlament. La identificación la ha realizado una unidad de los Mossos creada para la ocasión que ha analizado las imágenes sobre los altercados que se emitieron en los medios de comunicación y a través de internet.

Tras conocerse los primeros arrestos, el Movimiento 15-M emitió un comunicado en el que los calificaba de 'ataque a todo el movimiento'. Según los indignados, se trata de una 'operación represiva' y un proceso 'jurídico-político' orquestado por el departamento de Interior y la Audiencia Nacional. 'En vez de atender al extendido malestar ciudadano ante la crisis y los recortes antisociales, los poderes fácticos responden con la represión y la criminalización de la disidencia', denuncian en el texto.

Los indignados insisten en que la protesta fue 'instru-mentalizada y exagerada por el conseller de Interior y el Govern con imágenes hábilmente construidas, como la llegada del president catalán y otros miembros del Govern en helicóptero al Parlament'. Por último, el comunicado del Movimiento 15-M recuerda el caso de los militantes de Convergència i Unió que se congregaron en 1983 a las puertas del Parlament y protagonizaron 'una protesta mucho más contundente que la del 15 de junio' contra los diputados socialistas. Al respecto subrayan que entonces no se aplicó el delito por el que la Audiencia Nacional ha imputado ahora a los indignados.

Los imputados se enfrentan a penas de tres a cinco años de cárcel

En la tarde de ayer, cerca de un millar de personas marcharon por el centro de Barcelona para mostrar su rechazo por las detenciones. Durante la manifestación, convocada por el Movimiento 15-M, se lanzaron lemas como 'Si nos tocan a una, nos tocan a todas', 'Yo también estaba en el Parlament' o 'Puig, dimisión'.

La protesta se inició en la plaza de Catalunya y recorrió la Rambla hasta las puertas de la Generalitat, donde un dispositivo del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de los Mossos custodiaba la entrada. La manifestación transcurrió sin que se produjeran incidentes reseñables, si bien cuando la comitiva alcanzó el teatro del Liceu, algunos de los participantes hicieron pintadas en las paredes del teatro como 'Fuego al Parlament'.

La operación policial de ayer dividió a las fuerzas políticas catalanas. Mientras Iniciativa per Catalunya Verds, Solidaritat Catalana per la Independència y las CUP criticaron las formas en que se llevaron a cabo los arrestos, PP y CiU se pronunciaron en sentido contrario y aplaudieron las detenciones como una muestra de 'contundencia' y 'firmeza' ante los hechos que ocurrieron en los alrededores al Parlament.

Tanto ERC como el PSC se limitaron a expresar su 'confianza' en la tarea de la policía y en el proceso judicial abierto.

ICV: 'Contraproducentes'

La portavoz de ICV, Laia Ortiz,calificó las detenciones de 'innecesarias y contra-producentes' y consideró que pretenden esconder 'la mala gestión' del conseller de Interior, Felip Puig.

CiU: 'Democracia en jaque'

El presidente del grupo parlamentario de CiU, Oriol Pujol, aplaudió los arrestos de aquellos que 'pusieron en jaque la democracia de este país'.

PP: 'Responsabilidad'

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, calificó positivamente las detenciones: 'Hay que trasladar un mensaje de cumplimiento de la ley y de que quien hace actos punibles tiene responsabilidades penales'.

PSC: 'Nada que objetar'

El presidente del grupo parlamentario del PSC, Joaquim Nadal, se mostró respetuoso con la tarea de la Policía, que aseguró que debe hacerse con garantías, por lo que dijo que no tiene 'nada que objetar'.

ERC: 'trabajo riguroso'

El líder republicano, Oriol Junqueras, expresó su 'confianza en las instituciones'. 'Estamos convencidos de que los cuerpos policiales harán un trabajo lo más riguroso posible'.