Público
Público

Dos mossos se querellan contra asuntos internos

Estuvieron apartados del cuerpo durante 11 meses por una acusación de detención ilegal de un traficante de droga y luego fueron absueltos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos mossos d'esquadra que estuvieron apartados del cuerpo durante 11 meses por una acusación de detención ilegal de un traficante de droga, de la que luego fueron absueltos, han presentado una querella contra los responsables del Área de Asuntos Internos que los denunciaron a la justicia. En rueda de prensa en la sede del Sindicato de Policías de Catalunya (SPC), que representa a los agentes absueltos, los dos mossos y sus letrados han dado a conocer la querella criminal, que se dirige contra un cabo, un sargento y un inspector del cuerpo que instruyeron el atestado policial por el que acabaron denunciados.

Los mossos, Rubén S. y Alberto M., afrontaron una pena de 13 años y medio de prisión acusados de haber robado y detenido ilegalmente en 2008 a un pequeño traficante de droga en el barrio barcelonés de Ciutat Vella, pero la Audiencia los absolvió al dudar de la veracidad del relato del camello. A raíz de ese caso, los dos agentes tuvieron que ingresar en la cárcel, que lograron eludir bajo fianza de 15.000 euros, y se les suspendió de sueldo y empleo durante once meses.

En su querella, los agentes autonómicos mantienen que actuaron con 'toda la profesionalidad' de que fueron capaces, deteniendo legalmente a una persona que intentaba venderles droga, y recalcan que frente a ellos se alzaba sólo 'la denuncia del traficante con antecedentes, sin ningún otro elemento objetivo'.

Sin embargo, añade la querella, para elaborar la denuncia contra ellos, los responsables de Asuntos Internos de la policía catalana 'sólo tomaron declaración a los funcionarios que creían que podían ser útiles para sus fines espurios, coaccionándoles y obligándoles a realizar manifestaciones objetivamente falsas (...).

'Detuvieron e incomunicaron sin orden judicial a los querellantes y falsificaron el atestado para inducir al juez a ingresarles en prisión, como así sucedió', mantiene la querella, que acusa también a Asuntos Internos de haber provocado que los agentes fueran ingresados en la cárcel Modelo de Barcelona, donde no existe un módulo específico para policías. Por todo ello, la querella acusa a los policías de Asuntos Internos de los delitos de acusación y denuncia falsa, detención ilegal, coacciones, falsedad documental y tortura y contra la integridad moral.