Público
Público

Muere acuchillada por su marido en Puçol

La víctima ya había denunciado a su compañero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La violencia de género ha segado una vida más. Se trata de una mujer que falleció en la tarde del miércoles en Puçol (Valencia) acuchillada por su marido, que logró llegar hasta ella, en el interior de la peluquería que regentaba, quebrantando la orden de alejamiento. La mujer, de 39 años y origen marroquí, constituye la víctima número 45 de la violencia machista este año, y es una de las nueve fallecidas que, según la Secretaría de Estado de Igualdad, contaba con orden de protección.

De hecho, la víctima llevaba un móvil de seguridad con GPS concedido por el consistorio con el que alertó a las 19.46 horas a la Policía Local de la presencia de su marido. Aunque los agentes llegaron a las 19.52 horas, sólo seis minutos después, ya se había cometido la agresión, informó la alcaldesa de Puçol, Merche Sanchís. Los agentes, al comprobar que la mujer aún tenía pulso tras la agresión, la llevaron a Urgencias sin esperar la llegada del SAMU. No obstante, no pudieron evitar la muerte de la víctima, que tenía una hija de 16 años y llevaba 19 viviendo en el pueblo. Además, estaba a la espera de recibir un segundo dispositivo de protección por parte del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. El agresor fue detenido en el lugar de los hechos.

La mujer avisó a la Policía, pero los agentes no pudieron llegar a tiempo

Tras conocer lo ocurrido, el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, abogó por crear, dentro de la Policía Nacional o la Guardia Civil, 'una sección concreta y específica dedicada a la mujer, en la que haya médicos, psicólogos y sociólogos que trabajen diariamente para proteger a la víctima'. 'Deberíamos explorar esta vía', apostilló.

A juicio del vicepresidente del CGPJ, en estos casos 'no se puede hablar de crisis ni gasto económico; son vidas humanas'. Antes de impartir una conferencia en Valencia, animó a cambiar la Ley contra la Violencia de Género para ofrecer más protección a la víctima. En su opinión, la mujer tiene que ver 'que su denuncia va a traer consigo el castigo del agresor', porque 'muchas tienen miedo a denunciar, ya que la estructura de la Justicia es lenta y la respuesta, a lo mejor, no es la adecuada'.

El teléfono gratuito de ayuda a las víctimas (016). La llamada no queda registrada.