Público
Público

Muere un bebé en Ferrol al recibir un fármaco por error

El Hospital Arquitecto Marcide asume la negligencia e investiga el caso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una niña recién nacida de apenas 23 horas de vida falleció el domingo en el hospital público Arquitecto Marcide de Ferrol (A Coruña) después de que el personal sanitario le administrara por 'accidente' un fármaco que había sido prescrito a su madre. El fatal error sobrevino dentro del 'proceso asistencial del parto', según el centro hospitalario.

Aunque los responsables del centro no identificaron a ningún responsable concreto de la negligencia, una tía del bebé, presente en el paritorio, afirma que pudo escuchar reconocer a una enfermera que había administrado el medicamento erróneamente. 'Se echó las manos a la cabeza y se llevaron corriendo a la niña', reconoció la mujer, según publicaba La Opinión de A Coruña. Tras permanecer 24 horas en la unidad de cuidados intensivos, la pequeña entró en parada cardiorrespiratoria y falleció.

La dirección del hospital ha abierto una investigación interna para determinar qué motivó el fallo. Los responsables de Ginecología y Pediatría, Javier Martínez y Ramón Fernández respectivamente, asumieron en rueda de prensa la responsabilidad 'colectiva' por lo que consideraron un 'trágico accidente'. 'Está claro que hay una persona que administra el medicamento, pero es todo el equipo el que actúa', manifestaron. Los médicos explicaron que en todo parto se sigue un estricto protocolo para evitar fallos y que, para ello, existen compartimentos diferenciados y dos carros distintos con los medicamentos para la madre y el recién nacido. Esta vez, según indicaron, los fármacos también se encontraban en el lugar correcto. 'En teoría, no hay posibilidad de error, estamos ante un caso excepcional', dijo el gerente del Arquitecto Marcide, José Rey Aneiros.

Los responsables del centro lamentaban así 'la equivocación' tras detallar que la ginecóloga que asistió el parto, que se produjo de forma natural, prescribió a la madre metilergometrina, un vasoconstrictor, para controlar la hemorragia y favorecer las contracciones del útero. Sin embargo, el fármaco acabó siendo suministrado a la recién nacida 'por vía intramuscular'.

Para determinar las causas exactas del fallecimiento se ha encargado una necropsia cuyos resultados se conocerán en un mes. La familia tiene previsto emprender medidas legales, pero aguardará a tener los resultados del informe oficial. La Consellería de Sanidade también ha abierto una investigación.

En julio de 2009, otro bebé, Ryan, falleció en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid al recibir por error alimento por vía intravenosa, en vez de por sonda.

DISPLAY CONNECTORS, SL.