Público
Público

Un muerto y tres heridos en una nueva reyerta en Barcelona

Los Mossos descartan que se trate de una pelea entre bandas latinas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un muerto por arma blanca y tres heridos (uno grave), que fueron trasladados a un centro hospitalario, es el balance de una pelea que se desató cerca de las tres de la madrugada del domingo en Barcelona. Los Mossos d'Esquadra, que comunicaron que no se teme por la vida de ninguno de los tres ingresados, siguen investigando las causas de la reyerta. A mediodía de ayer ya descartaron que se tratara de una pelea entre bandas latinas, como se había especulado a lo largo de la mañana y que, por tanto, no guardaba relación con otra reyerta, la noche anterior, en una conflictiva zona de discotecas de Cornellà. Los hechos se produjeron en la carretera de la Bordeta, cerca de la Plaza de España, y a última hora de ayer no había detenidos.

Las investigaciones se centraban ayer en varios testigos, entre gente que se encontraba en la calle y personas que resultaron heridas en los altercados. Esas primeras pesquisas permiten descartar que se trate de una reyerta programada: 'No se trata de bandas que se hayan citado para pelearse', comentaron a este diario fuentes policiales. Así, pues, la batalla campal se desató cuando dos grupos de jóvenes coincidieron en la calle y, por algún motivo, empezaron a pelearse.

Los Mossos confirmaron también, tras insistir en que 'es muy improbable' que se trate de una pelea entre bandas latinas, que sí que uno de los dos bandos implicados estaba formado mayoritariamente por jóvenes de nacionalidades americanas. Según las declaraciones tomadas a los citados testimonios, tanto los tres heridos hospitalizados como el fallecido, podrían pertenecer al mismo grupo.

Los Mossos también descartaron que la pelea estuviese relacionada con otra que tuvo lugar la madrugada del sábado entre L'Hospitalet y Cornellà, en el área metropolitana de Barcelona. Uno de los heridos en aquella reyerta, en la que hubo seis detenciones, seguía ayer ingresado en el Hospital de Bellvitge.

Aquellos disturbios se dieron en una zona en la que se vienen repitiendo desde hace meses. Se trata de un polígono en Cornellà pero colindante con L'Hospitalet de Llobregat, donde surgen los problemas, ya que los usuarios de las discotecas se dirigen allí para tomar el transporte público y regresar a sus casas. La alcadesa de L'Hospitalet, Núria Marín, anunció ayer que está estudiando la posibilidad de cerrar el acceso peatonal a su ciudad desde las salas de fiesta y las puertas de las estaciones de metro y tren. A dos de las discotecas, ubicadas en Cornellà, se les han anulado las licencias pero van a recurrir esa decisión judicial.