Público
Público

Dos muertos tras un tiroteo entre la Policía y un grupo de delicuentes en Cartagena

Dos individuos armados permanecieron atrincherados en una vivienda toda la noche. Durante el asalto de los GOES uno de los delincuentes resultó herido grave. En el interior del piso los agentes encontraron dos cadáveres. La principal hip&

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tiros en pleno centro de Cartagena, dos muertos y tres detenidos, uno de ellos herido grave, por un más que probable ajuste de cuentas por cuestiones relacionadas con el menudeo de droga. Ese es el balance de un espectacular tiroteo que tuvo lugar este jueves por la mañana entre la policía y un grupo de delincuentes en un edificio de viviendas situado en una zona muy transitada de la ciudad.

La noche fue muy larga en Cartagena. A la 1:30 horas de la madrugada, un hombre se acercó a una comisaría para avisar de que en el segundo piso del número 9 de la calle Sebastián Feringán había un hombre muerto. Al aviso acudieron varios agentes de la policía que fueron recibidos a tiros: desde una de las ventanas y desde la puerta de entrada de la vivienda, dos hombres armados con pistolas dispararaban repetidamente a los agentes y se resistían a entregarse.

Entonces se decidió llamar al Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) de Valencia, el equivalente provincial de los GEO. Según Europa Press, el edificio tuvo que ser desalojado. La Policía Local cortó el tráfico entre la Alameda de San Antón y avenida de la Rambla, que comprende la avenida Sebastián Feringán, acorralando las fuerzas policiales dicho perímetro. Los dos hombres, atrincherados en el piso, disparabas a los agentes que estaban en la calle. Varias balas impactaron en la fachada del hospital de Perpetuo Socorro, que se encuentra justo enfrente del edificio donde se produjo el tiroteo.

Tras una noche intensa en la que los agentes intentaron convencer a los dos individuos de que lo mejor era entregarse, a las 8:00 de la mañana los agentes de los GOES entraron en la vivienda. Durante el asalto uno de los dos individuos resultó herido en la cabeza y se teme por su vida. El otro fue reducido por los agentes. Al entrar en el piso, los agentes se encontraron dos cadáveres. La policía cree que los dos fallecidos murieron durante la reyerta previa que mantuvieron los ocupantes del piso antes de que llegara la policía.

Poco después la policía informó de que la persona que había logrado salir de la vivienda y acercarse a la comisaría para informar del suceso también había sido detenida.

El Delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, compareció en rueda de prensa a media mañana para aportar más detalles: en la puerta de entrada al piso había 31 impactos de bala. El intercambio de disparos fue 'indiscriminado'.

Aunque la investigación todavía se encuentra en una primera fase, González Tovar destacó que entre las víctimas no hay personas 'ajenas al suceso'. Los dos fallecidos y los tres detenidos, entre ellos el herido de gravedad, son varones de nacionalidad española de entre 30 y 35 años. 

La principal hipótesis que maneja la policía es que todo se debe a un ajuste de cuentas entre los implicados, que se encuentran en el entorno del menudeo de droga, según el delegado del Gobierno. 

El cordón policial que se había establecido desde la una de la madrugada se empezó a levantar a las 09.00 horas en las citadas calles. Frente al edificio del suceso se encuentra un hospital privado, el Perpetuo Socorro. Al no poder ser desajolado, la policía dio orden de que cerrasen puertas y ventanas y de que nadie saliese o entrase de las instalaciones.

Los disparos provocaron el pánico en la zona durante la madrugada e impactaron sobre las fachadas limítrofes. La zona, una de las más transitadas de Cartagena fue recuperando poco a poco la normalidad a lo largo de la mañana.