Público
Público

Una mujer de 84 años y su hijo con discapacidad, desahuciados

Activistas del 15-M y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca han intentado parar el desahucio de la vivienda en el barrio madrileño Malasaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esta mañana se ha echado de su vivienda a Victoria Sanz, una mujer de 84 años que padece un cáncer terminal, y a su hijo, con un 41% de discapacidad y que trabaja vendiendo cupones de la ONCE. Ambos vivían en una casa de alquiler desde hace 55 años en el madrileño barrio de Malasaña.

Era la tercera vez que se intentaba el desahucio de Victoria y su hijo, que en las ocasiones anteriores había sido evitado gracias a la resistencia de vecinos y activistas del 15-M y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Sin embargo, hoy los ‘indignados' no han podido oponerse a la gran cantidad de agentes antidisturbios que han ocupado el barrio de Malasaña desde primera hora de la mañana.

Los 'indignados' ya habían evitado en dos ocasiones el desahucio de Victoria y su hijo

Así, al tercer intento han sido desahuciados. Victoria, además del cáncer, sufre diabetes, sobrepeso y a penas puede moverse. Cobra una pensión de viudedad de 900 euros y debe recibos de 20 meses de alquiler por valor de 5.000 euros.

Cuando fue alertada del desahucio se ofreció a pagar lo que debe, más un año de renta por adelantado o incluso, cambiar el contrato de alquiler a uno nuevo. Sin embargo, sus peticiones no fueron atendidas y hoy ella y su hijo ya no tienen casa.