Público
Público

Mujeres seguras en las calles

La Generalitat de Catalunya edita una guía para que los planes de seguridad tengan una visión femenina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las mujeres, en muchas ocasiones, no son conscientes del peligro que conlleva cruzar un callejón oscuro, pasear sola por la noche o simplemente ir a tirar la basura. Acciones de la vida cotidiana a veces se convierten en situaciones desagradables. ¿Quien no ha mirado hacia atrás cuando va andando solo, y acelera el paso al escuchar ruidos extraños? Porque por mucho que duela, en estas situaciones, muchas mujeres han sido agredidas sexualmente, asaltadas o simplemente asustadas.

Los planes de seguridad de las ciudades están pensados para el público en general y muy pocas veces se tiene en cuenta las necesidades para la seguridad de las mujeres. El Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya ha llevado a cabo un nuevo proyecto para intentar acabar con estas carencias.

En 2008, hubo 321 condenas por agresión sexual a mujeres

Mercé Claramunt, vicepresidenta de la directiva del programa de igualdad de género, y Maria Naredo, abogada y experta en género, han presentado una guía para que las administraciones publicas y locales incorporen la visión femenina en sus planes de seguridad. Se trata de un trabajo nacido dentro del Plan de Políticas de Mujeres que creó la Generalitat en 2008.

Esta guía contendrá metodologías y herramientas para que las administraciones públicas, y en especial las locales, puedan trabajar el tema de la seguridad desde una perspectiva multidisciplinaria e incluyendo la visión de las mujeres en sus proyectos. La publicación servirá a las entidades para que actúen y creen un protocolo de actuación con el objetivo de que los problemas de inseguridad en sus ciudades desaparezcan o disminuyan.

'Existen demasiadas calles sin salida', dice la creadora de la idea

Claramunt señala que esta idea partió de una necesidad. La necesidad de que se tenga en cuenta que las mujeres son diferentes a los hombres y que las mujeres tienen distinto punto de vista en lo que concierne a la seguridad. La guía servirá a los ayuntamientos de forma orientativa para que cada cual, de acuerdo a sus necesidades, cree sus propios planes de seguridad. Claramunt ejemplifica: 'En muchos pueblos y ciudades existen demasiadas calles oscuras y callejones sin salida. Esta guía debe proponer cuáles son las medidas para que las mujeres no se sientan desprotegidas en estos sitios'.

Además, la autora de la guía, María Naredo, que ha trabajado muchos años para defender los derechos de las mujeres, cree que esta publicación ayudará a ampliar la visión de la seguridad, a partir de las experiencias de las mujeres. María apuntó que existe desconocimiento del significado de inseguridad para las mujeres y, por ello, a menudo las medidas que se establecen en las políticas de seguridad de las ciudades, no son suficientemente eficaces, ya que no tienen en cuenta las demandas específicas del género femenino.

La abogada también señaló que esta medida es un método de trabajo basado en el principio de igualdad de género, y que por tanto, incluye cualquier discriminación contra otros grupos sociales.

El problema que conlleva la inseguridad es real y se puede comprobar con un dato alarmante que publicó el Instituto Nacional de Estadística. En 2008, un total de 321 hombres fueron condenados en España por agresión sexual a una mujer. Además, hubo 246 varones penados por un delito de exhibicionismo y provocación sexual, frente a tres mujeres.

La perspectiva de género señala las situaciones que son injustas, invisibles. Cuestiona que la ciudad sea pensada y organizada a la única medida del hombre. Esta visión pretende cambios que permitan que las mujeres vivan mejor, en una ciudad más justa y equitativa. Esta guía es un instrumento más para que eso sea posible. Más de 2.000 ejemplares se están editando en estos momentos y en un mes serán distribuidas en más de 900 ayuntamientos e instituciones de Catalunya.