Público
Público

Multa a un hijo de Jordi Pujol por poner CAT en su matrícula

Se dirigió a ERC para tratar de evitar el pago de la denuncia que le impuso un mosso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Gobierno José María Aznar fue el artífice de que las matrículas de los automóviles perdieran los distintivos regionales y se negó a explicar el asunto afirmando que él no entraba en 'debates de chapas'.

Distinta opinión tiene Jordi Pujol Ferrusola, primogénito de quien fue presidente de la Generalitat durante 23 años. El pasado 3 de octubre, según publicó lavanguardia.es, Pujol se apercibió de que su matrícula había perdido la pegatina con la leyenda CAT junto a la bandera de la Unión Europea, adhesivo que invoca un estado catalán, y colocó otra.

Poco después, un agente le conminó a retirarla para evitar ser multado, cosa a la que el hijo del ex president se negó. Resultado: 200 euros de multa por 'incumplir la obligación de todo conductor de verificar que las placas de matrícula del vehículo no presenten obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación'. Pujol se dolió por este importe y recuerda que es 'más caro que ir a 140 kilómetros por hora por la autopista', tras lo cual no reprimió sus críticas al agente: 'Tuvo la delicadeza de no retirarme puntos, gracias señor mosso. Quizá se podían dedicar a cosas más importantes'.

Para evitar hacer frente a este pago, el denunciado buscó asesoramiento de entidades políticas. 'Llamé a ERC y a Òmnium Cultural porque dicen que tienen servicios que ayudan a hacer recursos por motivos como estos, pero nadie supo responder al respecto', protestó, sin aclarar por qué no recurrió a CiU, a pesar de que su padre sigue siendo el presidente de CDC y su hermano Oriol, portavoz parlamentario de la federación.

Desde la formación republicana explicaron, no obstante, que cuando reciben este tipo de consultas, 'sean militantes o no', los derivan a sus servicios jurídicos.

Se da la circunstancia de que Pujol Ferrusola ya fue multado en otra ocasión por esta misma razón. Sin embargo, en su carta explicó que acostumbra a 'llevar pegatinas CAT encima' y que 'las reparto a conocidos y conductores que veo que llevan el burro catalán u otras pegatinas en el coche'. 'Pero lamentó no se atreven a ponerlas'. Su misiva concluye de forma amarga: 'Ya ves qué heroicidad, poner un CAT donde hay la E de España'.