Público
Público

Multan con 3.300 euros a un bar de Lleida por permitir fumar

Se le impone una doble multa, una grave de 3.000 euros por permitir fumar, y otra leve de 300 por no poner el cartel de prohibido fumar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Departamento de Salud ha impuesto una multa de 3.300 euros al propietario de un bar de Mollerussa (Lleida) por permitir fumar en el interior del local tras la entrada en vigor de la Ley Antitabaco.

Según ha confirmado el Departamento de Salud, el restaurante La Mossadeta, uno de los dos de Mollerussa que se declararon durante una semana insumisos a la normativa, se enfrenta a dos sanciones: una grave, de 3.000 euros, por haber permitido fumar en su establecimiento, y una leve, de 300, por no haber colocado en la entrada del local el cartel de prohibido fumar.

El propietario de La Mossadeta, Sergi Vega, ya ha anunciado su intención de recurrir la sanción, aunque se esperaba que fuera más elevada, según publica este martes el diario Segre.

El propietario del restaurante ha recogido firmas contra la norma

Este joven restaurador asegura que aunque ya no permite fumar en su local mantendrá su lucha contra la Ley Antitabaco, contra la que ya ha recogido más de un millar de firmas.

A principios de enero, tras la entrada en vigor de la polémica ley, tanto el restaurante La Mossadeta como la cafetería Viena de Mollerussa decidieron rebelarse contra la nueva normativa y permitir fumar a sus clientes.

Estos dos establecimientos catalanes se sumaron así a la iniciativa que emprendió el 2 de enero el dueño del asador Guadalmina de Marbella, el primero que anunció que haría caso omiso a la normativa y permitiría a sus clientes seguir fumando en el local.

En el caso de los establecimientos catalanes, esta rebelión duró una semana, hasta que Salud abrió sendos expedientes sancionadores y ante la amenaza de nuevas multas.

El restaurante andaluz también depuso hace unos días su actitud, después de que la Junta de Andalucía ordenara el cierre cautelar del local y propusiera una sanción de 145.000 euros por una falta muy grave.

En el mes posterior a la entrada en vigor de la Ley Antitabaco, la Generalitat realizó un total de 3.749 inspecciones en locales de restauración de toda Catalunya.

Estas inspecciones han derivado en cinco expedientes sancionadores, entre los que figura el del bar La Mossadeta de Mollerussa, al que su actitud rebelde le puede costar 3.300 euros.