Público
Público

Multitudinaria protesta en Barcelona contra los recortes

La manifestación convocada por el Fòrum Social Català denunció la precariedad del Estado del bienestar y advirtió del riesgo de fractura social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni la lluvia ni el frío consiguieron frenar la protesta convocada en Barcelona en contra de los recortes que el Gobierno catalán está aplicando, sobre todo, en sanidad y educación. Unas 150.000 personas, según los organizadores (20.000 según la Policía), secundaron la marcha que partió a las cinco de la tarde de la plaza Catalunya y terminó una hora y media después en el parque de la Ciutadella, donde se encuentra el Parlament.

El Fòrum Social Català organizó la manifestación que reunió a distintos colectivos, plataformas entre ellas la de Prou Retallades (basta de recortes) y sindicatos.

La Generalitat ha ahogado los presupuestos de Sanidad y Educación

En la cabecera de la movilización, la pancarta del Fòrum Social Català con el lema que resumía las voces de todos los presentes: 'Paremos los recortes. No a la dictadura financiera', marcó el ritmo de la protesta. 'El reto es poder reunir a la ciudadanía para construir un sistema alternativo, porque está claro que rechazamos el modelo de poder actual. Mientras los ricos del mundo deciden nuestro futuro en Davos, nosotros queremos abrir un debate que dure tres meses para recoger propuestas. El proceso funcionará a través de asambleas temáticas ya que la cuestión es que la gente de la calle participe', contaba Gianni Orsini, portavoz de este foro impulsado, entre otros, por Arcadi Oliveres, economista y activista por la justicia social, que ayer no se cansó de repetir que otro mundo es posible.

El economista Arcadi Oliveres fue uno de los artífices de la marcha

'¡Mas dimite, el pueblo no te admite!', fue uno de los gritos más repetidos por los manifestantes. Y es que la movilización exigió al Gobierno catalán que reconozca el derecho a la protección de la salud en igualdad de condiciones para todos, y que se garantice la calidad de la educación en la escuela pública. Quizás por eso, entre los miles de manifestantes, además de los funcionarios y de los parados, abundaban los padres y maestros indignados por los ajustes que sufre la educación pública en Catalunya.

'Tengo dos hijos y en mi caso me afectan mucho los recortes en las guarderías. No entiendo por qué recortan por ahí si es precisamente donde empieza la educación. Y no lo entiendo porque la educación debería ser una inversión de futuro', lamentó Chantal, una belga de 36 años.

La Via Laietana, una de las más céntricas y transitadas de la ciudad, volvió a quedarse pequeña para acoger una amalgama de gente con silbatos y cacerolas que gritaban 'no hay para tanto chorizo', 'manos arriba esto es un atraco' y 'recortar es robar', entre otras consignas.

En el ecuador de la marcha, una pancarta que representaba un busto de un hombre vestido con traje y con cabeza de tiburón anunciaba que 'no pagaremos su deuda'. Las críticas al capitalismo y las privatizaciones también se repitieron hasta el final de la movilización. 'Soy funcionaria, pero vengo a protestar por la dictadura que imponen los bancos y por todo lo que están provocando los recortes', argumentó Alejandra de 62 años y vecina de un pueblo cercano a Barcelona.

Chantal: 'Tengo dos hijos y me afectan los recortes en guarderías' 'Estamos en contra de los recortes porque privan a los ciudadanos de sus derechos. Esto no ha hecho más que empezar y hay que luchar', observó el líder de UGT en Catalunya, Josep Maria Álvarez. Los sindicatos, ubicados a la cola de la marcha, se sumaron a la protesta con un mensaje unitario. Antes de que la manifestación empezara a moverse, hubo divergencias sobre donde debía terminar. Finalmente, la convocatoria concluyó frente a las puertas del parque de la Ciutadella. Allí, Arcadi Oliveres leyó un manifiesto que denunció la precariedad del Estado del bienestar y advirtió del riesgo de fractura social que acarrean los recortes impuestos.