Público
Público

El mundo empresarial ve los cambios con cauto optimismo

El sector del ladrillo aplaude la integración del área de Vivienda en Fomento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mundo empresarial ha acogido los cambios en el Gobierno con un cauto optimismo, en general. Lo más aplaudido es la vuelta de las competencias de vivienda al Ministerio de Fomento.

'Lo vemos como una oportunidad para estar dentro de un ámbito con mayor capacidad política más que como una pérdida de rango', señala Pedro Pérez, presidente del lobby de grandes inmobiliarias, G-14. Y añade que 'la capacidad política de José Blanco puede ayudar a conseguir medidas' para un sector aún en coma. Por su parte, Rafael Fernández, presidente de la patronal de fabricantes de materiales de construcción, Cepco, lamenta 'que se degrade el ministerio a secretaría de Estado en este momento por la incertidumbre que puede generar en ciertos asuntos', pero 'dentro del inconveniente de perder rango, lo mejor era que se incorporara a Fomento'. Por su parte, el presidente de la patronal inmobiliaria, la APCE, José Manuel Galindo, ya dijo que confía en que Fomento, con 'más peso', dé 'más músculo' al sector.

Blanco dejó ayer claro que va a hacer ajustes en vivienda para 'poner acento en aquellas actuaciones que generen empleo' y también en la rehabilitación, informa Efe.

En el sector eléctrico, las distintas fuentes consultadas creen que los nombramientos tendrán poco efecto para sus intereses, aunque preocupa el posible retraso que podría implicar la remodelación para el desenlace de asuntos clave, como la solución al déficit de tarifa (desajuste de ingresos del sistema eléctrico) y la definición del modelo energético. Otras cuestiones por resolver son el intento de pacto energético entre el Gobierno y el PP y la selección del municipio que albergará el almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares, que acumula años de retraso.

En septiembre pasado, el municipio valenciano de Zarra fue seleccionado como el más indicado para acoger el basurero nuclear, pero el asunto no ha llegado hasta ahora al Consejo de Ministros. La salida de María Teresa Fernández de la Vega de la Vicepresidencia Primera y del Ministerio de Presidencia (encargado, entre otros, de decidir qué asuntos se aprueban en el Consejo de Ministros) podría agilizar el proceso.

Mientras, las asociaciones de autónomos ven con buen ojos al nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. 'Fue uno de los padres del Estatuto del Trabajo Autónomo', señalan tanto en la Federación de Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) como en la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Además, Gómez participó como asesor en la elaboración de la prestación por cese de actividad de los autónomos que entra en vigor en unas semanas. 'Ha sido una persona dialogante con la que estamos acostumbrados a hablar y negociar', destaca el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que espera que el cambio de Gobierno 'suponga ganar el partido a la crisis'.