Público
Público

Munilla acusa a los medios de "distorsionar" sus palabras

El obispo de San Sebastián emite en un comunicado en el que justifica sus declaraciones alegando que hablaba en "un plano teológico"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nuevo obispo de San Sebatián, José Ignacio Munilla, ha salido al paso de la cascada de críticas que han provocado sus palabras en la Cadena Ser sobre el terremoto de Haití cuando, en un rapto de espiritualidad, afirmó: 'Lamentamos muchísimo lo de Haití pero igual deberíamos, además poner toda nuestra solidaridad y recursos económicos con esos pobres, llorar por nosotros y por nuestra pobre situación espiritual. Quizá es un mal más grande el que nosotros estamos padeciendo que el que esos inocentes están sufriendo'.

Declaraciones que no dejan indifente a nadie precisamente por la indiferencia que rezuman. Pero lejos de rectificar, el obispo quiere matar al mensajero y acusa a los medios de comunicación de manipular sus palabras.

A través de un comunicado, Munilla cree que el titular difundido por muchos medios ('Existen males mayores que la tragedia de Haití') es 'distorsionador de la realidad e injusto'. 

'El citado titular está extraído con 'forceps' de una pregunta 'teológica' que se me hizo, referente a cómo creer en la existencia de Dios ante el sufrimiento de tantos inocentes... Yo expliqué que el mal que sufren esos inocentes no tiene la última palabra, porque Dios les ha prometido la felicidad eterna', prosigue.

El obispo acude a la teología para explicar lo que realmente quería decir: 'En ese contexto, utilicé la expresión 'existen males mayores', refiriéndome explícitamente a otro tipo de mal, al 'pecado' de quienes vivimos en los países ricos y somos cómplices de una opulencia insolidaria hacia los pobres. Como es obvio, yo estaba hablando en un plano teológico dando respuesta a una pregunta de índole teológico', se justifica Munilla.

Como colofón a su nota, Munilla ofrece otro argumento de exculpación: afirma que durante la entrevista hizo 'una llamada a la solidaridad' con las víctimas del terremoto. 'Anuncié anuncié que ya han sido enviados 100.000 € por parte de nuestra Caritas Diocesana de Gipuzkoa, y propuse que las próximas fiestas patronales de San Sebastián tengan una austeridad solidaria en favor de los que están sufriendo en aquel país'.