Público
Público

Muñoz y Pantoja serán juzgados por 'lavar' 5,4 millones

El juez procesa a ambos y exige una fianza de 3,6 millones a la tonadillera y de 7,4 al ex alcalde de Marbella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Isabel Pantoja se sentará finalmente en el banquillo acusada de un delito de blanqueo de capitales. El Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella acordó en un auto fechado el pasado 28 de septiembre abrir juicio oral contra la tonadillera; el ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, a quien acusa de blanqueo y cohecho (soborno); su ex mujer Maite Zaldíver, procesada por blanqueo, y otras siete personas más. El juez les ha impuesto sendas fianzas para garantizar futuras indemnizaciones en el caso de que sean condenados. Estas ascienden al doble del capital presuntamente lavado. Pantoja deberá asegurar 3,68 millones, Muñoz 7,4 y Zaldívar 2,6 millones. Este proceso tiene su origen en la investigación del caso Malaya, que ahora se juzga en Málaga. El primer instructor, Miguel Ángel Torres, abrió entonces una pieza separada para indagar las actividades de Muñoz.

La fiscalía cree que en tres años entre 2003 y 2006 Pantoja blanqueó 1,84 millones de euros que procedían de ingresos ilegales de Muñoz, con quien mantenía un sonado romance. Anticorrupción considera que el ex alcalde, que entró en el consistorio de Marbella de la mano del fallecido Jesús Gil, utilizó primero a Zaldívar y a su cuñado para darle salida al dinero negro que obtuvo de los favores que otorgaba en el consistorio. Posteriormente, se valió de su nueva pareja, Isabel Pantoja. Tanto Pantoja como Zaldívar conocían la cuantía y el origen ilícito de los fondos y bienes que recibían de Muñoz, según el fiscal. Anticorrupción estima que Muñoz lavó más de 3,6 millones.

Muñoz ingresó 1,1 millones en las cuentas de Pantoja, según la fiscalía

Muñoz canalizó el traspaso de dinero negro a Pantoja, en primer lugar, mediante la compra de dos casas. Primero, la tonadillera compró por 330.000 euros, que abonó Muñoz, un apartamento de 181 metros en el exclusivo Hotel Guadalpín de Marbella. La pareja obtuvo una rebaja del 37% en su precio, atribuida por la fiscalía a los favores que Muñoz hizo a la promotora, Aifos.

Posteriormente, Pantoja adquirió el chalet Mi Gitana, de 650 metros, valorado en 3,3 millones. Para pagarlo, solicitó un préstamo hipotecario a Banif. Anticorrupción considera que 'la financianción de la vivienda por la entidad Panriver [de la que Pantoja era administradora única] fue la fórmula ideada por Muñoz y Pantoja para permitir que la casa fuera abonada con fondos de procedencia delictiva de Muñoz'. La tonadillera puso como garantía de la hipoteca el chalet y el apartamento del Guadalpín. Pantoja abonó las cuotas del préstamo a través de una cuenta de Panriver, sociedad que se nutría, según el fiscal, de fondos de otras cuentas de Pantoja, que a su vez recibían ingresos en efectivo de Muñoz. De hecho, una vez detenido el ex alcalde, Pantoja dejó de pagar las cuotas hipotecarias. Y después vendió el apartamento de Guadalpín para hacer frente al préstamo.

El ex alcalde pagó presuntamente dos casas para la tonadillera

Además de esta vía de blanqueo, Muñoz inyectó fondos en Franbel Artists, una sociedad de Pantoja que carecía de actividad mercantil hasta 2003 y que precisamente ese año, cuando comienza el romance con Muñoz, acomete 'importantes inversiones, arrendando explotaciones ganaderas, contratando personal y comprando dos vehículos', según Anticorrupción. 'Tales desembolsos no pueden justificarse con cargo a los beneficios de la compañía. Hay que inferir que fueron efectuados por Julián Muñoz', concluye el fiscal.

Por último, en las cuentas de Pantoja se ingresaron en efectivo 1,1 millones de euros entre 2003 y 2006. Un año antes, cuando Pantoja y Muñoz aún no habían iniciado su relación, la tonadillera no había recibido ningún ingreso de esa entidad. El fiscal los atribuye a Muñoz después de quePantoja le manifieste que cobra sus galas en talones, y no en metálico.

Dinero en el extranjero

Cuando Muñoz se separó de Zaldívar dio salida a sus fondos en Suiza

Cuando Muñoz inicia la relación con Pantoja y se separa de Maite Zaldívar comienza a desprenderse de los fondos que mantenía ocultos en el extranjero. Los hace llegar tanto a su ex mujer y sus hijas como a Pantoja. Para enviar dinero a Suiza, el ex alcalde utilizó como testaferro a su cuñado, Jesús Zaldívar. Este se abrió una cuenta, denominada Damadenoche, en el banco Julius Baer, a la que Muñoz desvió 891.198 euros en dos pagos, el primero en junio de 2003 y el segundo en julio. Ese dinero se invirtió en diversos productos bancarios, para sacarle rentabilidad, según la fiscalía.

Muñoz envió parte de este capital a Zaldívar y lo usó también para ayudar a sus hijas. El mecanismo fue el siguiente. Zaldívar crea, parapetada tras dos compañías con sede en Gibraltar, una entidad 'totalmente opaca' radicada enDelaware (EEUU). Su hermano, Jesús Zaldívar está autorizado para disponer de las cuentas y así transfiere a España de Suiza 577.000 euros entre 2003 y 2006. La fiscalía cree que Muñoz aún conserva 360.000 euros en Suiza y otros 60.000 en Gibraltar. Por esta operación están procesados Fernando de Salinas, empleado del banco Julius Baer, y Benjamín Martínez, empleado de Cajamar que permitió los manejos de Jesús Zaldívar.

También serán juzgados por este caso el empresario José Miguel Villarroya y tres familiares, acusados de sobornar a Muñoz. Este y Zaldívar compraron por la 'irrisoria cantidad de 3.500 euros', según el fiscal, una casa en Marbella de 113 metros, con dos garajes y trastero. Fue parte de una mordida pagada por el empresario en compensación por los favores del ex alcalde.