Público
Público

Murcia no paga a los centros de acogida

Francisco Molina. Educador social. Ocho meses de impagos acaban con una de las instalaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El centro de menores de la asociación Ábaco (Murcia) cerró sus puertas el pasado viernes después de pasar ocho meses sin cobrar las ayudas de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia que le correspondían. La denuncia la formuló, desesperado, Francisco Molina, uno de sus nueve trabajadores, ahora en paro.

'El Gobierno autonómico lleva sin pagar las facturas que emitimos desde febrero y los trabajadores no hemos cobrado las nóminas de los últimos siete meses', denuncia. Cuando los empleados quisieron hacer presión y denunciar públicamente la situación, 'el director general de Familia y Menor -el tutor legal de los menores acogidos en el centro- nos amenazó explícita y personalmente por teléfono', asegura Molina. La Consejería reconoce ser responsable de haber generado la deuda de 100.000 euros que ha sepultado a Ábaco, pero lo justifica alegando que los impagos no son exclusivos con la asociación, sino que es algo 'generalizado' que se extiende también al resto de organizaciones del sector.

En la Región quedan abiertos ocho centros de menores. En verano Ábaco creó una plataforma con otras asociaciones para presionar al Gobierno autonómico, sin éxito. Respecto a las amenazas, la comunidad niega haber presionado a los empleados para que el caso no saliese a la luz. 'No tenemos problemas con que se haga público. Pagamos cuando podemos, cuando tenemos liquidez', aseveraron fuentes de la Consejería de Sanidad.