Público
Público

Nace Amaiur, la mayor alianza abertzale desde la Transición

La coalición de la izquierda abertzale, Aralar, EA y Alternatiba afronta el 20-N como un «reto histórico» para lograr la paz y el «derecho a decidir» 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La izquierda abertzale, Aralar, EA y Alternatiba celebraron este domingo, en Pamplona, la puesta de largo de Amaiur, la mayor alianza electoral abertzale de los últimos 34 años. La coalición nace con el 'reto histórico' de plantar 'batalla política' en las elecciones generales del 20-N con el fin de jugar 'una partida con el Estado' en una segunda transición que conduzca al reconocimiento de la 'nación vasca' y del 'derecho a decidir del pueblo vasco'.

La presentación de Amaiur, cuyo logotipo es un puente que simboliza la unión de fuerzas abertzales, se prolongó durante una hora y media en Baluarte, el palacio de congresos de la capital navarra, en un acto marcado por la sobriedad y los discursos de los representantes de las cuatro formaciones. Las intervenciones, por este orden, del coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, de la representante de Alternatiba, Amaia Agirresarobe, del secretario general de EA, Pello Urizar, y del miembro de la izquierda abertzale Txelui Moreno tuvieron como nexo común la reivindicación de Amaiur como el 'instrumento' que 'necesita Euskal Herria' para lograr el derecho a decidir, el cambio político y social, la solución del 'conflicto vasco' y la paz.

El nacimiento de Amaiur es fruto del clima abierto en Euskadi a raíz de la apuesta de la izquierda abertzale por las vías exclusivamente políticas y democráticas. Este paso ha favorecido la reconstrucción de la confianza perdida durante décadas de violencia y la unión ahora de todas las sensibilidades del mundo abertzale, salvo el PNV. La prueba más paradigmática la representan Aralar y la izquierda abertzale tradicional, que, diez años después de su escisión, vuelven a unirse para el 20-N.

La presentación de Amaiur cierra, además, una semana trepidante en cuanto a los movimientos hacia un proceso de paz: el domingo anterior, los presos de ETA se sumaron al Acuerdo de Gernika; el miércoles se constituyó la autodenominada Comisión Internacional de Verificación del altoel fuego; el jueves, el lehendakari, Patxi López, planteó modificar la política penitenciaria; el viernes, Ekin anunció su disolución; y el sábado, ETA aceptó la Comisión Internacional de Verificación.

En esta coyuntura favorable, nació Amaiur. 350 personas congregadas en Baluarte aplaudieron sin cesar cuando representantes de las cuatro formaciones subieron al escenario al final del acto. En primera fila, se situaron el dirigente de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria, PatxiZabaleta, Pello Urizar y el portavoz de Alternatiba, Oskar Matute. También subieron al estrado antiguos dirigentes de Batasuna, como Pernando Barrena y Joseba Permach.

Amaiur pretende ahora entrar con fuerza en las urnas el 20-N y afianzar la tendencia marcada en los comicios municipales y forales de mayo. Sin obviar el efecto de la bipolarización entre el PSOE y el PP en unas elecciones generales, ni la dilatada trayectoria del PNV en el Congreso, Amaiur pueda aspirar a convertirse en la primera fuerza en el País Vasco, a la vista de los resultados de mayo. Entonces, el Partido Nacionalista ganó con el 30,05% de los votos, mientras que la suma de los recibidos por Bildu (25,45%) y Aralar (2,96%) estaba muy cerca, el 28,41%.

En Navarra, Amaiur pretende plantar batalla a la coalición UPN-PP. En mayo, los conservadores, que se presentaron por separado, tuvieron el 41,8% de los votos, mientras que Bildu (EA, Alternatiba e independientes abertza-les) obtuvo el 13,3%. Cabeprever que ese porcentaje crezca con la entrada de Aralar, la principal fuerza de Na-Bai en mayo de 2011. Esta tuvo el 15,4% de los sufragios.

Zabaleta manifestó que UPN y PP 'se han apresurado ya a firmar un pacto del susto contra nosotros' porque, según agregó, temen un escenario de paz con el 'derecho a decidir': 'Por Navarra, no tenemos más remedio que ganar a UPN-PP y al PSN'.

Moreno, que cerró el acto,comenzó su alocución pidiendo 'tranquilidad' al PNV, aunque sin citarlo: 'La unidad no es para confrontar entre vascos'. Después, entróde lleno a explicar el 'reto histórico' de Amaiur: 'Acumular fuerzas para jugar la partida con el Estado. No lo hacemos para jugar en corto, sino para ganar'. Según su análisis, el Estado, 'en crisis', deberá afrontar la configuración de otro modelo territorial y, en esa segunda transición, 'debe reconocer que existen naciones sin Estado con derecho a decidir'.

Urizar centró su intervención en reivindicar el Acuerdo de Gernika como la hoja de ruta para la paz. 'Amaiur nace para trabajar por la resolución del conflicto, y lo va a hacer en campo ajeno, en Madrid, en el núcleo de la negación de nuestro pueblo', afirmó.

Agirresarobe también reivindicó que es la hora 'de defender en Madrid los derechos de este pueblo, sin cambalaches'. Fue, además, la encargada de enviar un 'abrazo' a Arnaldo Otegi, Rafa Díez Usabiaga, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y ArkaitzRodríguez, condenados por el caso Bateragune. Hubo una ovación cerrada.