Público
Público

Un 'narcotesoro' de 25 millones

La Policía se incauta del mayor alijo de dinero en efectivo de una banda especializada en blanqueo de capitales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía española y el FBI han detenido en una operación conjunta a 21 personas en la provincia de Madrid y en EEUU como presuntos integrantes de una red de blanqueo de dinero que atesoraba 25 millones de euros en efectivo en dos zulos practicados en un mismo chalé de la capital. Es la mayor cantidad de dinero nunca intervenida en un único registro, según destacó ayer el Ministerio del Interior.

Entre los detenidos se encuentra el presunto máximo responsable de la trama, Álvaro López Tardón, de 36 años, un viejo conocido de la Justicia española que a mediados de los noventa era uno de los cabecillas de la banda de matones Los Miamis y que en los últimos años se había transformado supuestamente en un broker que financiaba la compra de droga a narcos asentados en España, a los que también ponía en contacto con los cárteles colombianos. López Tardón fue arrestado el 14 de julio en Miami (EEUU), donde vivía a todo lujo con el dinero que le hacía llegar su banda: 26 millones de euros, según el FBI.

Otro de los detenidos es su hermano Artemio, también ex miami, en cuya vivienda en el número 157 de la avenida de las Azaleas la Policía halló los 25 millones de euros en billetes de 50, 100 y 200 euros escondidos en dos escondrijos. Uno de los zulos se encontraba situado bajo su propia cama. Estaba sellado con una capa de 20 centímetros de hormigón y un suelo de losetas. Los especialistas policiales necesitaron registrar la casa durante 16 horas para localizarlo. Otros cinco millones estaban en un segundo escondite camuflado en el hueco del ascensor de la vivienda. Además, los agentes encontraron 400.000 euros sin ocultar.

El hermano del jefe escondía parte del dinero bajo el suelo de su cama

El dinero no ha sido el único patrimonio intervenido en la operación Azaleas. También se han incautado de 60 vehículos de alta gama de las marcas Rolls Royce, Porsche, Lamborghini, Ferrari, Bentley, Aston Martin y Mercedes. Otros objetos localizados han sido joyas, relojes, onzas de oro, brillantes, perlas y cinco armas de fuego. Además, han sido intervenidos 25 inmuebles en España y EEUU, valorados en 75 millones, y tres sociedades desde las que se blanqueaba el dinero.

La operación que ha permitido desmantelar la red se inició hace dos años, aunque el impulso definitivo lo recibió el 7 de enero, después de que en la operación Colapso fuera detenida una de las principales clientes de los López Tardón: Ana María Cameno, una joyera de Madrid metida presuntamente a narcotraficante que estaba a punto de montar en una finca a 50 kilómetros de la capital un gran laboratorio de procesamiento de cocaína.

La documentación intervenida permitió confirmar que Álvaro -que vivía en Miami, aunque esporádicamente se trasladaba a España con documentación falsa- se dedicaba presuntamente a financiar alijos de droga a grupos como el de Cameno. 'Él nunca tocaba la cocaína. Estaba a otro nivel', destaca una fuentes policial.

De hecho, sólo en 2010, el grupo de López Tardón obtuvo 58 millones de euros de beneficios con esta actividad. Una ingente cantidad de dinero que la banda se encargaba de blanquear gracias a tres sociedades dedicadas a la importación de vehículos de alta gama: The Collection Exotic Cars S.L., Kyte Schooll S.L. y Vanuklun. En las dos primeras, el propio Álvaro aparecía como administrador solidario y apoderado, respectivamente. A través de ellas, compraba costosos vehículos que ponía a nombre de familiares y testaferros, y que luego revendían.

No obstante, en los últimos tiempos, el grupo había sofisticado su estrategia de blanqueo y había pasado a utilizar operaciones de compensación internacional de fondos con sociedades mercantiles en India. De hecho, entre los detenidos hay un ciudadano de esta nacionalidad.