Público
Público

La Navidad alternativa de Carmena

La alcaldesa de Madrid ha supervisado una programación con novedades y que conjuga tradición y vanguardia. Apuesta por dar prioridad al peatón, con los cortes de la Gran Vía, y a la participación ciudadana. Este miércoles, un pasacalles de farolillos en Madrid Río celebra el solsticio de invierno. La gran incógnita, los Reyes Magos de la Cabalgata. 

Publicidad
Media: 3.27
Votos: 11
Comentarios:

Manuela Carmena organizó el año pasado una cena en el Ayuntamiento de Madrid para 200 personas sin techo.

MADRID.- Segunda Navidad bajo el mandato de Manuela Carmena en Madrid. La alcaldesa se ha involucrado directamente en la programación de las actividades que se van a desarrollar durante estas fechas en la capital y ha apostado por una celebración más tradicional que la del año pasado. La controversia suscitada por algunas decisiones tomadas por el Gobierno local de Ahora Madrid en la anterior celebración puso en alerta a Carmena, que se ha propuesto celebrar una Navidad que contente a todos.

Por eso, el Ayuntamiento apuesta por unas fiestas que mezclen tradición y vanguardia, que tengan en cuenta otras culturas y formas de celebración, que apueste por la diversidad y la solidaridad pero que tampoco descuide los elementos y eventos característicos de la religión cristiana. 

El grueso de la programación ha sido elaborado por el Área de Cultura, ahora dirigida por la alcaldesa debido al permiso por maternidad de la concejal Celia Mayer, y cuenta con presupuesto de casi 1,6 millones de euros, muy similar al del año pasado. Entre las novedades destaca una gran fiesta de luz para celebrar del solsticio de invierno, que tendrá lugar este miércoles. La galería de cristal de CentroCentro se transformará en un paisaje invernal con una pista de hielo, árbol de Navidad e iglús.

El Consistorio también ha puesto especial énfasis a la participación ciudadana en toda la programación y ha apostado decididamente por la peatonalización de las principales calles del centro de la ciudad, en especial la Gran Vía, durante estas fechas ante la enorme afluencia de vecinos y turistas. 

Este plan de movilidad especial, diseñado por el área de Medio Ambiente y Movilidad, se ha puesto en marcha durante el puente de la Constitución y la Inmaculada y el fin de semana del 16,17 y 18 de diciembre. Las calles afectadas son Gran Vía, la calle Atocha, la calle Mayor y la calle Segovia. En las mismas se han reducido los carriles destinados al tráfico para habilitarlos a los peatones, que disfrutan de más espacio de tránsito en una época de incremento sustancial de la actividad comercial. 

El Ayuntamiento ha apostado decididamente por la peatonalización de las principales calles del centro de la ciudad, en especial la Gran Vía

Una decisión de la que el PP madrileño ha hecho bandera para aunar todas sus críticas hacia la gestión de Ahora Madrid. Esperanza Aguirre, la misma que protagonizó la famosa fuga tras arrollar a un agente de movilidad y que defiende que Soraya Sáenz de Santamaría aparque en el carril bus de la Gran Vía para comprar en Primark, ha clamado contra la medida. La portavoz conservadora ha amenazado con acudir a los tribunales, ha llevado al pleno de la ciudad la derogación del decreto y ha llegado a argumentar que los cortes de tráfico "buscan destrozar las Navidades". Este mismo jueves, Carmena comparecerá en el pleno de la ciudad para explicar, a petición del PP, "la política del Ayuntamiento respecto a las fiestas de Navidad". 

Imagen de la Gran Vía de noche con los cortes de tráfico y las vallas que separan a los peatones.

Ante esto, el Consistorio responde con datos. Durante la primera fase de estas medidas especiales se redujo a la mitad la afluencia de vehículos a la zona centro (unos 6.000 vehículos menos se registraron), aumentó en casi un 14% la demanda de autobuses de la EMT y se mejoraron los tiempos de viaje y de espera. Además, se redujo un 32% el nivel de contaminación durante esos días. La delegada del ramo, Inés Sabanés, se ha mostrado especialmente satisfecha con los resultados de los cortes pese a que se reconocieron puntos de descoordinación y retenciones en los primeros momentos de la puesta en marcha. Incluso, la asociación Madrid Foro Empresarial ha defendido estos días que se estudie la peatonalización de la Gran Vía de forma permanente.

Una Cabalgata al gusto de todos

Más allá de lo concerniente a las medidas de tráfico, el Ayuntamiento ha elaborado un programa de Navidad con cientos de actividades y eventos, entre los que destaca la cabalgata de Reyes, debido a la controversia suscitada el año pasado a cuenta, sobre todo, de las túnicas de los Reyes Magos. El famoso "no te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena" de la exdiputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo fue aprovechado por el resto de la derecha política y mediática para criticar con dureza un desfile que calificaron de poco convencional y "poco navideño".​

En la cabalgata tampoco hubo camellos ni ocas y la zona reservada para la gente VIP fue ocupada por personas con diversidad funcional. Esta vez, serán niños y niñas en riesgo de pobreza y exclusión social los que podrán ocupar esos asientos privilegiados.

La Cabalgata, a la espera de conocer las túnicas de los Reyes Magos, será "una oda a la curiosidad" y "se convertirá en un relato fantástico"

Ante las críticas, la alcaldesa se comprometió a que el de este año contentara a todos. De momento, el secreto de los trajes permanece guardado bajo llave. El Ayuntamiento ha concebido esta cabalgata, que combinará tradición y vanguardia, como "una oda a la curiosidad" y asegura que "se convertirá en un relato fantástico". Contará con marionetas gigantes, escenas dramáticas, acrobacias aéreas, hinchables y otros elementos que se sumarán a las tradicionales carrozas. El recorrido será el mismo que en ediciones anteriores, tendrá un presupuesto de 786.000 euros y en la Cabalgata participarán más de 1.500 personas.

Manuela Carmena junto a los Reyes Magos en la Cabalgata del año pasado.

La principal novedad es la apertura a la participación ciudadana. A través de la web municipal, los vecinos y vecinas podrán apuntarse para desfilar rellenando un formulario. Se cubrirán 500 plazas destinadas a pajes y comitiva. En un primer momento, el Ayuntamiento también había convocado plazas de voluntarios de teatro y/o danza para que participasen actores y/o bailares de forma gratuita. Ante las críticas por parte de la oposición y de la Unión de Actores, el Consistorio ha retirado esa convocatoria y al final serán unos 45 profesionales los que participen en la Cabalgata percibiendo un sueldo. En su apuesta para que la Navidad "llegue a todos los distritos" de la capital, el Consistorio organizará un total de 16 desfiles por los diferentes barrios. Y ese mismo día 5 de enero el Teatro Real acogerá un concierto solidario de Amaral junto a a la Banda Sinfónica Municipal de Madrid.

Belenes con Carlos III de protagonista

La capital también ofrece una importante muestra de belenes de todas las épocas y en todos los distritos con más de 30 nacimientos. Una tradición navideña que el rey Carlos III importó desde Italia, allá por el año 1760. Es precisamente el monarca, en el tercer centenario de su nacimiento, el protagonista del nacimiento que se expone en la Real Casa de Correos en el conocido como 'Belén de Sol' y que reproduce los principales monumentos que se construyeron antes y durante su mandato, incluida la Puerta de Alcalá.

El 'Belén de Sol' reproduce los principales monumentos que se construyeron antes y durante del mandato de Carlos III, incluida la Puerta de Alcalá

El Ayuntamiento de Madrid también cuenta con su Belén, obra del artesano José Luis Mayo Lebrija, que combina escenas tradicionales con otras menos conocidas como los preparativos de los Reyes Magos antes de partir hacia Belén. En el Palacio Real se encuentra otro de los nacimientos tradicionales, heredero del belén del Príncipe, que este año también recrea el ambiente de la sociedad de Carlos III. Otros belenes destacados de la ciudad se pueden contemplar en el Museo de Historia de Madrid, en el Museo Nacional de Artes Decorativas, en el Convento del Corpus Christi, en la iglesia de San Ginés, en la Basílica de San Miguel, en la catedral de La Almudena, en la basílica de San Francisco el Grande o en el Monasterio de las Descalzas Reales.

Imagen del Belén instalado en la sede del Ayuntamiento de Madrid.

Destaca, como ya sucedió la pasada Navidad, la ausencia del Belén de luces que el PP instalaba en los arcos de la Puerta de Alcalá. Desde que Ahora Madrid entró en el Gobierno local decidió prescindir de él al entender que no representaba el sentir religioso del conjunto de los madrileños. A cambio se han instalado unos paneles de luces con formas geométricas. Sin embargo, los vecinos de la zona han respondido colocando belenes en miniatura, pesebres y dibujos en protesta por la decisión.

Pasacalles de luz en Madrid Río y Navideña Feria en Matadero

Una gran fiesta de luces en Madrid Río dará la bienvenida al solsticio de invierno

Uno de los eventos novedosos y en el que más empeño ha puesto el Consistorio madrileño es el pasacalles de luz con el que se celebra el solsticio de invierno. El evento se celebrará este miércoles, 21 de diciembre, a las 19:00 horas, en el enclave de Puente del Rey, en Madrid Río. La explanada se llenará de farolillos de luz que podrán llevar los propios vecinos de la ciudad, fabricándolos siguiendo las instrucciones publicadas en la web del Ayuntamiento. Al acabar el desfile de luz, habrá un espectáculo de fuegos artificiales, cuyos colores representarán la transición del otoño al invierno.

Por segundo año consecutivo el Consistorio apuesta por la Navideña Feria Internacional de las Culturas pero esta vez se traslade a un espacio más amplio con es el Matadero. Allí se pueden visitar hasta el día 23 casetas de más 60 países que ofrecen degustaciones y productos artesanos típicos de estas fechas. La Feria, además, ofrece 250 actividades culturales destinadas tanto a niños como a mayores.

Otro mercadillo navideño que no falta pero que este año se renueva es el de la Plaza Mayor

Otro mercadillo navideño que no falta pero que este año se renueva es el de la Plaza Mayor. Coincidiendo con la celebración del IV Centenario, se estrenan casetas de color rojo y con un tejado en forma triangular que dan un aire más navideño. Además, se presenta una nueva distribución de las casetas, que seguirán ofreciendo los tradicionales productos. Figuritas de belén, luces navideñas, árboles, portales, pelucas, artículos de fiesta y de bromas, etc... Otros mercadillos navideños que se podrán visitar son los de Las Tablas, Aluche y Puente de Vallecas.

En el centro Conde Duque se ha instalado Katena, una estructura neumática hinchable llena de color, luz y formas. Se trata de un recorrido a través de diferentes módulos o domos presididos por un espacio central que recuerda a un templo hindú. Una creación de Architects of Air (Reino Unido) que se podrá visitar, al precio de 3 euros, desde el 23 de diciembre al 4 de enero. Y en la plaza de la Villa se podrá disfrutar del espectáculo 'Constelaciones' el 4 de enero. Una coreografía de luz y música, creación de PlayMID formada por una matriz de globos de helio suspendidos. Habrá pases cada 20 minutos desde las 18 a las 22 horas.

Pistas de hielo, el Naviluz y música en las iglesias

El Ayuntamiento ha instalado tres pistas de hielo para patinar: una en la plaza de Colón, otra en la Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles y la última en la plaza Vieja de Puente de Vallecas

El patinaje sobre hielo también es protagonista de la programación navideña del Ayuntamiento. Se han instalado tres pistas, una en la plaza de Colón (del 19 de diciembre al 15 de enero), otra en la Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles (sede del Ayuntamiento, del 21 de diciembre al 6 de enero) y la última en la plaza Vieja de Puente de Vallecas (del 5 de diciembre al 8 de enero). También la plaza de la Luna acoge una pista de hielo. Además de patinar, los visitantes podrán disfrutar de actividades complementarias como espacios para la lectura, iglús donde escuchar cuentos o participar en talleres, o un bosque mágico con actividades de animación y ocio para toda la familia.

Otras tradiciones se mantienen como es el caso del autobús de la Navidad de Madrid, que hace un recorrido por las principales arterias iluminadas de la ciudad. Este año se llama Naviluz gracias a un concurso organizado por la EMT entre los ciudadanos. Está en marcha desde el 1 de diciembre hasta el 6 de enero en horario de 18:00 horas a 22:00 horas. Como también continúan, como cada año, diferentes árboles de Navidad por distintos puntos de la ciudad gracias al patrocinio de empresas.

También los principales lugares de culto de la religión cristiana, las Iglesias, ofrecerán conciertos de una amplia variedad de estilos musicales. No faltará, por supuesto, la música clásica. El Coro y Orquesta de la Capilla Real de Madrid actuará los días 23 de diciembre y 6 de enero, con obras de Bach y Haendel. Pero también se podrá disfrutar de góspel gracias a la Góspel Factory ofrecerá un concierto especial de Navidad el día 24 en la iglesia de Nuestra Señora de las Victorias, y el Coro Góspel Living Water, el 4 de enero, lo hará en la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. El flamenco también estará presente en las Iglesias con dos conciertos. La Casa Gitana ofrecerá una misa flamenca, el 30 de diciembre en la parroquia de San José y el cantaor cartagenero Curro Piñana ofrecerá una adaptación de poemas de las tres culturas que convivieron en España: cristiana, árabe y judía. Será el día 5 en la iglesia de San Pedro Ad Vincula.