Publicado: 12.12.2013 16:37 |Actualizado: 12.12.2013 16:37

"La nefasta gestión del transporte madrileño provoca el deterioro del servicio"

Trabajadores, sindicatos y colectivos pertenecientes a la plataforma Madrid en Transporte Público se concentran para denunciar la pretensión de privatizar el transporte de la capital.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los trabajadores y usuarios del transporte público de Madrid han denunciado esta mañana, concentrados frente al Consorcio Regional de Transportes, que el servicio sufre un constante deterioro. A pesar de la anunciada congelación de los precios del transporte para 2014, los manifestantes acusan a la directiva del progresivo aumento de las tarifas en los últimos años y de "recortes premeditados" para alcanzar la privatización como última opción.

La Plataforma Madrid en Transporte Público, apoyada por el sindicato de trabajadores de la EMT, CCOO y partidos políticos como IU, han entregado una carta a la directiva del Consorcio exigiendo la "prioritaria inversión en el mantenimiento del transporte, y no en el pago de la deuda, para conseguir un servicio público y de calidad". Con gritos reivindicativos, los congregados han manifestado que "la lucha es el único camino", a la espera de la respuesta de dicho documento para final de año. Además han demostrado su perseverancia y no se rinden ante una posible negativa amenazando con el lema: "si esto no se arregla, ¡guerra! ¡guerra! ¡guerra!".

El último recorte sobre el presupuesto, aprobado el pasado martes por el Consorcio Regional de Transporte, es de un 5,1% para el próximo año con respecto a 2013. Fernando Carrasco, conductor de un autobús de la EMT, denuncia que "la nefasta gestión del transporte madrileño provoca el deterioro del servicio" y añade "aumentan la deuda de forma premeditada con gastos innecesarios".

Los colectivos que han acudido a la concentración coinciden con las reivindicaciones de la Plataforma Madrid en Transporte Público. La reducción de las tarifas, el abono gratuito para desempleados y ampliación del abono joven hasta los 30 años son las principales exigencias de la asociación, con el objetivo de mantener un servicio de transporte "público y social".