Público
Público

Las negativas familiares a la donación caen al 15,5%

Se rompe la tendencia al alza registrada durante el año pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cada vez son más las familias que deciden donar los órganos de su ser querido fallecido. De hecho, en lo que va de año, las negativas han roto su tendencia al alza y han logrado caer hasta el 15,5%. Así lo anunció ayer el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, con motivo del Día Nacional del Donante.

El descenso de las negativas es especialmente relevante si se tiene en cuenta que el año pasado aumentaron (del 17% de 2009 al 19%). De acabar el año con este dato, sería un récord en la historia del trasplante en España, destacó el coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz.

Carmen Quevedo y José Luis Galdós se emocionan cuando nombran a su hijo José, fallecido en 1999, a punto de cumplir 19 años. Una tarde de febrero su coche se estampó frontalmente contra otro cuando volvía a casa, en Villafranca del Castillo (Madrid), después de hacer un examen en la universidad. Nunca llegó a saber que sacó un 9,5. Murió a las 24 horas del choque. Pero salvó cinco vidas.

'Nos dijeron que había una familia en el hospital que necesitaba un trasplante. La decisión fue rápida, no había tiempo. Imagino que vieron el cielo', explica Carmen. La pareja se emociona al recordar la pérdida, pero ambos aseguran que están 'encantados' con su decisión. 'Es muy difícil de explicar, te queda una especie de satisfacción eterna', trata de definir José Luis. 'Hay que concienciar a la gente', repite y repite.

También ha aumentado el número de donantes vivos. Hasta el pasado 15 de mayo ya sumaban 106, mientras que en el mismo periodo de 2010 fueron 96. Presentación Ramos, de 67 años, asegura que su vida es mucho mejor desde que, hace poco más de un año, dio uno de sus riñones a su hijo Juan, de 37. Este nació con un problema en el sistema urinario que le corrigieron a los tres años y que le permitió hacer vida normal hasta los 32. Fue entonces cuando una infección común le obligó a tener que recibir un nuevo riñón o someterse a diálisis. 'Mi vida ha cambiado a mejor', insiste Presentación en su casa de Las Rozas (Madrid), agradecida a todo el equipo de profesionales del Hospital 12 de Octubre que hizo posible el trasplante.

Presentación insiste en que no le quedaron secuelas: 'A los cuatro días estaba en casa'. No se medica. Y se emociona cuando explica lo bien que está su hijo ahora. 'Le ha cambiado la vida. Nos hemos quitado la nube negra que teníamos encima', sonríe.

En total, el número de donantes, vivos y muertos, ha aumentado un 8,7% en lo que va de año (de 650 a 707 hasta el 15 de mayo de 2010) y los trasplantes realizados un 12% (de 1.366 a 1.531). La mayoría de los trasplantes que se realizan son de riñón, un 59% en lo que va de año. Les siguen los de hígado (27,23%). 'Las diferentes estrategias llevadas a cabo han permitido romper la tendencia a la baja [en el número de donantes] producida por el descenso en la siniestralidad vial', destacó Matesanz. La estrategia ha consistido en tomar como modelo el sistema de las autonomías con mejores resultados e implantarlo en el resto de España.

'Estos datos confirman la solidaridad española y que el trabajo bien hecho no entiende de crisis', destacó el presidente de la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales (ALCER), Alejandro Toledo.

Matesanz también destacó el éxito del programa del buen samaritano, la posibilidad de donar un órgano de forma altruista a un desconocido, algo que hasta el año pasado no era legal. 52 personas ya se han inscrito. 'Nuestra sociedad responde muy bien cuando se le piden órganos. Nos debemos sentir muy orgullosos', insistió el responsable de la ONT. Gracias a uno de ellos ya se ha hecho un trasplante en cadena.

Por autonomías, Murcia es donde más han crecido los donantes. Le siguen Extremadura, Cantabria y Asturias. En números absolutos, Madrid, Catalunya y Andalucía están a la cabeza.