Público
Público

Netanyahu empieza a poner condiciones para negociar

El primer ministro israelí supedita cualquier avance en el diálogo a la mejora de la seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Horas después de que la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, anunciara el viernes la reanudación 'sin condiciones previas' de las negociaciones directas entre Israel y los palestinos el próximo 2 de septiembre en Washington, el primer ministro Binyamin Netanyahu ha puesto su primera condición a los palestinos: garantizar la seguridad de Israel antes de entrar a discutir el resto de los temas.

'Si obtengo la seguridad de que ningún misil caerá en Tel Aviv, será posible avanzar rápidamente hacia un arreglo global', ha dicho Netanyahu a sus colaboradores, según recogía el diario Haaretz. Sin embargo, el problema de la seguridad es una cuestión tan relativa que Netanyahu siempre podrá decir que no ha recibido suficientes garantías.

Israel quiere que Palestina acepte ser un Estado desmilitarizado

Durante las reuniones con sus colaboradores, Netanyahu ha insistido en que sólo después de resolver la cuestión de la seguridad se podrá entrar a discutir el tema de las fronteras, que es el que los palestinos quieren abordar primero.

Todo el mundo, incluidos los palestinos, está de acuerdo en que Israel ha ganado el primer asalto. Clinton anunció que las negociaciones se retomarán 'sin condiciones previas', en contra de lo que exigía el presidente palestino, Mahmud Abás. Netanyahu consiguió que se supriman condiciones que se acordaron en las numerosas negociaciones que han tenido lugar desde la Conferencia de Madrid de 1991. Además, Netanyahu ha logrado que la declaración del Cuarteto sea casi tan vaga como la de Clinton. La imprecisa declaración de Estados Unidos, Unión Europea, Rusia y la ONU ha obligado a Abás a mandar una carta a los miembros del Cuarteto certificando que los palestinos abandonarán las negociaciones tan pronto como Israel reanude la construcción en las colonias judías en Cisjordania.

Mahmud Abás dejará de negociar si se construye más en las colonias

La moratoria que dio Israel para no construir en los territorios ocupados termina el 26 de septiembre. Netanyahu y otros miembros de su Gobierno han dicho que ese día reanudarán las obras, aunque lo cierto es que la construcción ha seguido en muchos asentamientos pese a la moratoria.

Lo importante no es lo que se dice sino lo que se hace. De ahí que la continuación de las obras en los territorios ocupados y la nueva imposición de condiciones de Netanyahu no augure un futuro muy luminoso para este nuevo intento de negociación.

Netanyahu exige a los palestinos otras tres demandas: que acepten formar un Estado desmilitarizado, que reconozcan a Israel como 'Estado judío' y que admitan que el resultado de las negociaciones, sea cual sea, marcará el 'final del conflicto'.

Los palestinos dicen que no reconocerán a Israel como 'Estado judío' porque más del 20% de la población de Israel no es judía. Y en cuanto al 'final del conflicto', es muy difícil saber si los tribunales internacionales aceptarán o no eventuales denuncias por crímenes de guerra que teóricamente no prescriben.

En sus primeras declaraciones públicas, Netanyahu dijo que quiere 'sorprender a todos los escépticos' que no creen en el proceso de paz, aunque para ello será necesario que la otra parte haga concesiones. No obstante, no está nada claro que Israel vaya a negociar ahora en buena fe sin una presión extrema y directa de la comunidad internacional, una circunstancia que no se da.