Público
Público

Ni Camps ni Costa se presentan ante el TSJCV

Se esperaba a ambos para que se declarasen culpables en el 'caso de los trajes'. Camps incluso había llamado a la institución para pedir que le esperasen.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El president de la Generalitat, Francisco Camps, que comparecerá ante los medios a las 17:00 horas de hoy, ha estado jugando esta mañana al gato y al ratón con el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad valencia (TSJCV), donde le esperaban desde primera hora de la mañana decenas de periodistas ante la posibilidad de que se declarase culpable del delito de cohecho pasivo impropio por el caso de los trajes.

A las 14:20 horas ha llamado a la institución para solicitar que le esperasen. Pocos minutos más tarde, ha vuelto a ponerse en contacto con el TSJCV echándose atrás y advirtiendo de que no contaran con su presencia, informa Belén Toledo. En la primera comunicación incluso había pedido que se abrieran las puertas para poder entrar con su vehículo oficial.

A lo largo de toda la mañana Camps ha estado desaparecido, tal y como lleva desde el día en el que se conoció el auto del juez Flors en el que se anunciaba que, tras dos años de instrucción, el president valenciano sería juzgado por un delito de cohecho pasivo impropio.

Camps no ha asistido a ninguno de los dos actos previstos para hoy en Castellón, con los que habría retomado su agenda oficial desde la semana pasada. Tampoco ha acudido a un pleno extraordinario de Les Corts Valencianes.

Tampoco Ricardo Costa ha acudido al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, que ya ha cerrado sus puertas.

Sí lo han hecho durante esta mañana tanto el exvicepresidente del Consell Víctor Campos como el exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret, que han aceptado la acusación del delito de cohecho pasivo impropio y aceptan con la pena más alta.

La clave ahora se encuentra en Ricardo Costa. De él depende que Camps pueda declararse también culpable, pagar la multa e intentar pasar página a su vinculación con la trama corrupta Gürtel. Si Costa se resistiese a declararse también culpable, el juicio seguiría adelante.O los cuatro imputados —Camps, Costa, Campos y Betoret— o ninguno.

Si los cuatro aceptan declararse culpables el presidente del jurado, el juez del TSJ valenciano Juan Climentdictaría lo que se conoce como sentencia condenatoria de conformidad, lo que implica que deberían abonar los 49.500 euros de multa solicitados por los socialistas para cada uno de ellos. 

Si Camps no dimite y acude a la vía de la conformidad, se convertirá en el primer presidente autonómico en lustros que gobierna con una condena por soborno a sus espaldas. El único precedente conocido es el del cántabro Juan Hormaechea, también del PP.