Público
Público

El Niño cumple el tópico y alivia la crisis

El primer premio del sorteo recae en dos localidades de Burgos volcadas en la industria maderera y afectadas por el paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los vecinos del municipio de Huerta de Rey (Burgos) estaban hasta hoy acostumbrados a salir en televisión por sus nombres raros como Anesia, Emerenciana o Metodio. Incluso protagonizaron un anuncio televisivo donde presumian de la particularidad de sus nombres y apellidos. Pero, este viernes, el apenas millar de habitantes que reside en esta localidad burgalesa se encontraron de nuevo con su imagen en las pantallas de los televisores por un motivo mucho más placentero: el primer premio del sorteo de El Niño, en el que resultó premiado el número 71.208 con dos millones de euros a la serie. (200.000 euros al décimo).

Al número 92.225 le tocó el segundo premio, dotado con un millón de euros por serie y repartido entre unas 50 localidades.

El número 71.208 resultó premiado con dos millones de euros a la serie

Fue un bar del pueblo, El Frontón, el que repartió los décimos entre los residentes, después de que el dueño, Iván Izquierdo, los comprara 'al lotero de San Leonardo de Yagüe', un municipio soriano del que Huerta del Rey dista unos 30 kilómetros. Emilia Puertas, la dueña del negocio, contó que es el cuarto premio grande de Navidad que reparteen 20 años como empresaria.

Esta administración también vendió el primer premio de El Niño a los vecinos de otra localidad burgalesa: Salas de los Infantes. Sin embargo, no repartió nada entre los habitantes del propio San Leonardo. La lotera explicó que de este primer premio le fueron devueltas el 25% de las participaciones y hoy se quedó prácticamente sola a las puertas de su negocio brindando con champán para celebrar la suerte.

Trabajadores afectados por un ERE han resultado ganadores

El bar de Izquierdo es el típico local de pueblo donde se reúnen jóvenes de todas las localidades limítrofes. Entre los ganadores, un grupo de jóvenes de una charanga, que algo después del mediodía todavía dormían, porque 'hoy es noche de juerga', según explicó alguno de los integrantes a Efe.

Para no bajarse del tópico del reparto de dinero en estostiempos de crisis económica y con cinco millones de personas sin trabajo, muchos de los ganadores son parados o gente en peligro de perder su empleo porque su empresa está inmersa en un proceso de Expediente de Regulación de Empleo (ERE). La zona vive de la industria maderera, afectada, lógicamente, por la caída del negocio inmobiliario.

'Esto es una satisfacción enorme en tiempos tan difíciles', señaló el dueño del bar que repartió los décimos, que confió además, 'en que prácticamente en cada casa del municipio haya tocado uno'.

Por ejemplo, los trabajadores de la empresa Puertas Normas, una de las más importantes de esta comarca burgalesa, con un ERE en el que se van a ir a la calle 331 personas. Como decía la publicidad del sorteo, a estos empleados, este Niño les retira.