Público
Público

"No se se diferencia mucho lo que hace Hollande de lo que hago yo"

Rajoy responde a Cayo Lara que Francia y España comparten las mismas prioridades: reducir el gasto público y restringir el endeudamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Tome nota de Hollande'.

Cayo Lara le recetó el consejo al presidente del Gobierno en su primer cara a cara del curso político. En el hemiciclo se oyeron mientras algunas risas. A fin de cuentas, el máximo líder de Izquierda Unida se fijaba en las políticas de un presidente socialista, el francés François Hollande.

Rajoy aprovechó la lid para presentarse como un líder simétrico al galo: 'Hollande ha anunciado una reducción del déficit público de 30.000 millones de euros: 10.000 millones en el gasto, 10.000 millones en impuestos a las familias y 10.000 millones de impuestos a las empresas. Desconozco por qué lo pone usted de ejemplo, porque no se diferencia mucho de lo que estamos haciendo en España: reducir el déficit público y no endeudarnos'. 

El rodeo de Hollande no constituía, sin embargo, más que un aparte inserto en el duro combate de Lara contra Rajoy. El coordinador de IU le había preguntado por los efectos que tendrá en la economía el ajuste previsto de 102.000 millones de euros entre 2013 y 2014 remitido a Bruselas por el Gobierno, el plan 'más duro' de la democracia que el Ejecutivo había presendo 'pasando por encima' del Parlamento.

El presidente asegura que sus políticas darán sus frutos 'pronto'

El 'círculo vicioso infernal de los recortes', avisó el líder de IU, llevará al país al 'abismo', y desglosó por qué: reducirá el consumo, hará 'más difícil' la vida a las familias, reducirá el poder adquisitivo de los salarios, generará más recesión y más paro. '¡No nos diga que su objetivo es crecer y crear empleo, porque dice que en 2014 habrá más parados! –le apremió–. Pierde credibilidad a chorros, su política carece de legitimidad. Convoque un referéndum y que el pueblo decida'. Lara pidió al Gobierno que busque recursos entre los '90.000 millones de euros' de fraude fiscal y no perdonando a los evasores de impuestos y acabó con una imagen de la dictadura que puso como espejo de la situación actual: 'En las escuelas franquistas nos daban leche en polvo mala. No pase a la historia de España como el presidente del tupper. Le pido referéndum aquí y el 15-S en las calles'. 

Rajoy hizo caso omiso a las protestas convocadas para este sábado en toda España y a las referencias de una consulta popular. Reiteró su cantinela de que no se puede gastar más de lo que se tiene y de que el mantenimiento de las pensiones, la sanidad o la educación no se consigue 'endeudándose'. El presidente defendió que su política económica, pasado el 'momento transitorio', el más duro y difícil, 'pronto dará frutos' y pronto se generará crecimiento y empleo.