Público
Público

"Aquí no se gasta, se invierte"

Varios profesores se unen a la huelga 'verde'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La puerta del Instituto de Educación Secundaria (IES) San Isidro de Madrid estaba ayer teñida de verde. La marea de camisetas de los que durante buena parte de la mañana se agolparon a la entrada del centro hacía prever que la ya denominada en Twitter como 'huelga verde' (el color elegido como protesta por los recortes en Educación) había tenido éxito allí.

No había gritos, ni pitos, ni ruidos de cacerolas, pero sí mucha reivindicación. Las pancartas que adornaban la fachada del edificio lo demostraban: 'Aquí no se gasta, se invierte', rezaba una gran tela verde.

'No queremos menos profesores', lamentó un grupo de alumnos

Dentro del centro, varios alumnos, aunque contentos por no haber tenido clase, lamentaban la situación de su instituto. 'No queremos tener menos profesores', aseguraron David, Francisco, Melissa y Paula, de entre 15 y 16 años.

Fuera, más de una veintena de profesores con plaza, interinos e incluso madres y padres de alumnos repartían a los viandantes folletos en los que informaban sobre el motivo de la protesta: 'Prescindir de docentes supondrá la eliminación de desdobles, de prácticas de laboratorio, la reducción de actividades extraescolares y la supresión de la hora de tutoría'.

'Las tutorías son fundamentales para la comunicación profesor-alumno y profesor-padre. Además, si ya antes había muchos alumnos por grupo, ahora más, y la atención personal es fundamental', opinó ayer Ana Iglesias, una de las madres que se acercó al centro a protestar. 'Tengo dos hijas mellizas en 2º de ESO y esto les afecta, por eso creo que hay que apoyar a los profesores', añadió.

Un docente: 'Lo que más me duele es que digan que no trabajamos'

Por su parte, Marcos Fernández, profesor de Lengua y Literatura, lamentó la imposibilidad de dividir su tiempo para dedicarle horas a las actividades extraescolares. 'El año pasado organicé un taller de teatro que daba gratis, fuera de horas de trabajo, pero este curso no voy a poder', denunció. 'Lo que más me duele es que digan que no trabajamos', añadió.

Las nuevas asignaturas que tendrán que asumir algunos docentes y las horas que les supone prepararlas es otra de las repercusiones que ha tenido el tijeretazo de Esperanza Aguirre en este instituto. 'Yo llevaba 12 años sin dar Historia del Arte y me he enterado de que tenía que hacerlo cuatro días antes de empezar las clases', lamentó Pilar Morollón. 'Necesito tres horas de preparación por cada hora de clase que doy, pero esas no las cuentan', se quejó.

En el IES Cervantes, un centro cercano al San Isidro, el 67% del profesorado secundó la huelga. Allí, el tijeretazo se notará en la atención a la diversidad. 'Hay muchos alumnos con necesidades especiales, pero no tendremos desdobles ni trabajador social', lamentó María Jesús Luelmo, profesora de Matemáticas.